Deportes

Peluquea tras las prácticas para hacer su platita extra

El multifacético jugador de Nacional, tiene solo 15 años y es ejemplo de sacrificio y perseverancia. Marco Vallejo quiere ser pelotero profesional para darle mejor vida a sus papás.

Tiene solo 15 años, pero la edad es solo un número, porque se ha tomado la vida con la seriedad de todo un adulto.

Marco Vallejos está en esa larga lista de jóvenes que sueña con sobresalir en el mundo del fútbol. “Luego de quedar fuera del plantel de Libertad fui a Nacional a probar y me quedé”, contó a EXTRA.

El muchacho es un pelotero multifacético, puede jugar de central, lateral izquierdo y también de volante por izquierda. Y así como chulea en la cancha, sabe mover la cintura en las calles de la vida porque se las ingenia para cubrir los gastos que tiene tanto en el colegio así como en las prácticas.

El mitã’i después de los entrenamientos se queda a peluquear a sus kapes y así hace su extra’i. “Estudié peluquería y barbería masculina en la Academia Fígaro. Ahora estoy siguiendo un curso avanzado en ambas modalidades”, explicó. Cuando llega la hora, Marco prepara sus cosas y no pueden faltar sus implementos de la pelu.

20210913-022a,ph01_2507_29283057.jpg

“Yo vivo en Mora Cué, Luque y de ahí me voy hasta Ypané para la práctica. Suelo cobrar 20.000 por peluquear, ahí ya salvo el pasaje y a veces compro banana o alguna otra fruta”, comentó. Marco es el mayor de tres hermanos y nunca le ha gustado quebrantar a sus papás y menos ser una carga en lo económico. “Después de los entrenamientos voy a casa de mi madrina y le ayudo con la contaduría. Cargo planillas en excel, soy su auxiliar contable”, dijo.

Metas

El joven emprendedor reveló además cuáles son sus grandes aspiraciones en la vida. “Mi objetivo es llegar a ser un jugador profesional y poder devolverles a mis padres todo lo que gastaron por mí y darles un mejor estilo de vida”, expresó. Pero no se conforma con solo eso. “También quiero tener títulos universitarios, seguir siempre con la barbería y por qué no, más adelante me gustaría estudiar peluquería femenina”, agregó.

El jugador del Trico confesó ser cerrista y parte de sus anhelos es debutar con la azulgrana en la categoría profesional. “En la familia somos todos del mismo club y les llenaría de orgullo poder verme jugar ahí, aunque la meta siempre es llegar a Primera sea en el club que sea”, aseguró.

Dejá tu comentario