Deportes

"Estaban festejando antes estos ...", la frase picante de Rodrigo Rojas

Los franjeados hicieron vivos desde el micro que los trasladaba.

El viejo y peludo Decano fue más guapo en el añejo clásico para empatar 2 a 2 con Guaraní y gritar campeón del Clausura en los penales.

El partido fue digno de una final porque pasó de todo. Así también lo fue en el festejo, que al principio se centró en el micro que trasladó a los jugadores franjeados, pero que llegó a los hinchas mediante vídeos en vivo que se encargaron de hacer los propios franjeados.

Uno de los más comentados fue el video que tuvo como protagonistas a Rodrigo Rojas y al colombiano Sergio Otálvaro. "Estaban festejando antes estos...", es la frase a la que le añadió una palabra más Rojas y causó gran molestia.

"En un torneo que no dimos tres pases seguidos salimos campeones", tiró también Rodrigo.

Otálvaro le siguió con la frase: "En el segundo tiempo les tiramos encima la experiencia y la historia, y se cagaron". "El Pollo me dijo cuando me expulsaron 'vamos a salir campeones por vos con 10'"

Embed

El partido

De entrada a los 4’ el Rey lanzó una bomba con un tiro libre ejecutado por Recalde que desactivó Servio. Después de zafar de esa acción, el Indio apuntó sus flechas a la portería franjeada. En el primer intento Javi Báez falló desde los 12 pasos tras una mano penal de Rojas. En el siguiente, dio en el blanco, con un centro pasado de Bobadilla que la agarró de aire Nico Maná para clavarla pegado al poste zurdo.

A los 38’, de un córner Villalba el capitán aurinegro atropelló por el medio y tuvo su revancha aumentando a dos tantos la ventaja legenadaria.

Pero lo realmente legendario fue la remontada del Expreso en la segunda parte. A los 58’, tras un rechazo, Otálvaro probó suerte de media distancia, el rebote le quedó flotando al Pollo que la picoteó adentro.

Un banderín levantado puso suspenso al grito sagrado, sin embargo, el VAR corrigió porque no hubo offside del artillero.

Con el descuento, igualarlo ya no parecía un imposible para la O que le cascoteó el rancho al Indio con pelotas paradas.

En una jugada de tiro de esquina encontró la pena máxima a su favor por el brazo abierto de Báez.

Silva, especialista en la materia, embocó con su saltito indescifrable. A los71’, el lateral colombiano de la franja se mandó una macana frenando a Bobadilla con una patada de roja directa. Guaraní lo puso contra las cuerdas en los minutos de adición pero no fue capaz de dar el golpe de gracia.

La consagración

La definición en los penales le sonrió a Olimpia como en el clásico. Aguilar le tapó a Benítez y el disparo al travesaño del Tanque decretó el título 45 del Rey de Copas.

Dejá tu comentario