Extra

Deportes

El Mini Otálvaro ya no puede ir a ver a la O con su papá

Una tarde su viejo le llevó, pero el destino los sorprendió. La historia detrás de Ezequiel, el niño que sorprendió al lateral cafetero de Olimpia.

No hay forma de convencer a Ezequiel Cañiza, el mini Otálvaro, de dos cosas: sacarse la camiseta que le regaló su ídolo franjeado y pisar la Nueva Olla. Vestido con la piel del Rey de Copas y con el look del Checho, el pequeño de 5 años recibió a EXTRA en su vivienda, en Tablada Nueva, Asunción.

Sentado con su remera autografiada de la O y con su equipo de tereré con los colores del club de sus amores, Alfredo Cañiza, papá de Ezequiel, recordó con cariño la época en que alzaba a su retoño al hombro y vibraban con cada grito sagrado en la Cuna de Glorias.

Pero hace un poco más de un año, las cosas cambiaron. Luego de sufrir un golpe en un partido, Alfredo fue diagnosticado con un tumor maligno y perdió una pierna.

“No me puedo ir más a la cancha, porque no puedo manejarme solo. Es un poco complicado. Pero cuando termine con mi tratamiento y me sienta más seguro, creo que podré irme otra vez”, avisó.

Ante esta situación, las mujeres de la familia, Belén Ayala y su hija Mariza, cerristas hasta los huesos, no tuvieron de otra que dejar de lado el fanatismo y cumplir con el pedido de Ezequiel de ir a Para Uno, luego de que las damas fueran a ver a Cerro Porteño ante Palmeiras. “Por los hijos uno hace todo. Le voy a llevar cada vez que me pida”, reconoció Belén.

El fanatismo del niño por el Checho surgió en el clásico, cuando el cafetero le sacó a bailar a Arzamendia. “Estábamos mirando el clásico en familia y Otálvaro hizo el túnel a Arzamendia y entonces Ezequiel empezó a hacer esa jugadiña. Agarró la pelota y decía: ‘Otálvaro, Otálvaro con su jugadiña’ y desde esa vez se quedó fanático por el colombiano”, contó su papá.

Deseo franjeado

Con el sueño cumplido del pequeño, ahora es Don Alfredo el que se ilusiona con una visita del crack cafetero a su casa. Pero aclaró que entre sus ídolos primero está Roque Santa Cruz, pero ahí nomás ya viene el Checho. También reconoció que sueña con recibir una invitación para presenciar una práctica en Para Uno.

En tanto, Belén y Mariza invitaron a Nelson Haedo a que pegue una vuelta por Tablada Nueva.

Dejá tu comentario