Deportes

Doble festejo en el Barrio

Cerro Porteño mostró su efectividad a través del argentino Boselli y Juan Patiño.

El festejo por el Día del Obrero quedó corto en la Capital del Sentimiento.

El Ciclón se encargó de armar una fiesta por partida doble luego de apoderarse del superclásico.

Derrotó a su tradicional rival 2-0 en un partido donde el que buscó más fue justamente el dueño de casa. Olimpia entró a la Nueva Olla con la idea de esperar la propuesta del rival.

El libreto en cierto modo funcionó, porque en la primera mitad los pupilos de Chiqui Arce no pudieron romper el esquema defensivo con Alcaraz y Polenta bien parados. Sin embargo, la presión por parte de los volantes del Ciclón era asfixiante, pero faltaba la puntada final. El primer tiempo cayó en un ritmo cansino y aburrido en la última parte.

Cambios

En la complementaria el primero en mover piezas fue Orteman, quien decidió el ingreso de Sosita. Esto le dio más movilidad en ataque al Franjeado. Justamente un centro suyo al minuto 50 fue conectado por Walter González pero el cabezazo pasó por encima del travesaño azulgrana.

Chiqui también movió el banco y metió a Boselli y el mitã’i Ovelar. Minutos después Orteman llamó al Pollo y luego a Derlis González. Este último ingresó por Sosa, que terminó con molestias. El cambio que resultó fue el de Arce porque a los 58’ Boselli conectó un centro de Aquino y puso el 1-0. Así el argentino se reivindicó con los hinchas que venían bajándole la caña.

Las cosas se le complicaron a la visita. Braian Ojeda terminó expulsado y a los 82 Juan Patiño anticipó a todos y peinó el centro del recién ingresado Alan Rodríguez para sellar la victoria. El Ciclón retorna a la punta y comparte la cima con Libertad y Olimpia.

Dejá tu comentario