COTIZACIÓN
Compra
Venta
DÓLAR
G 6800
G 6900
PESO AR
G 20
G 30
REAL
G 1250
G 1310
PESO UY
G 150
G 200
EURO
G 7000
G 7500
YEN
G 40
G 60
clima
17.2º C

Deportes

Abuelo  pidió farra puku franjeada por su  cumple

Los 103 años de don Marciano fue con doble festejo. Su deseo: unidad familiar y que viva Olimpia.

El cantar del gallo anunciaba un año más de vida. Despertó y, con caminar lento, fue a ver el maravilloso día que tenía de regalo. Tomó un espejo y se puso a afeitar su canosa barba. Aquella no era una fecha cualquiera: Don Marciano Cubilla cumplía 103 años y celebraría por segunda vez en la semana su esperado cumple. Días antes, hijos, nietos y otros familiares lo acompañaron en un lindo agasajo, en una quinta de Caacupé. “Ese día estuvimos unos cuantos de la familia, él pidió una fiesta con los colores de su club y le cumplimos”, contó Alcides, su nieto.

El blanco y negro adornaron tamaña ceremonia, tal como adornan la vida futbolera del tierno abuelito. “Es fanático olimpista, no se pierde un solo partido de su club, la mayoría es olimpista gracias a él”, agregó.

Tanto le gustó la particular temática que quiso un rekutu. “Ayer volvió a pedir un festejo franjeado. Siempre dice que en su cumpleaños quiere una farra puku porque somos muchos y si algunos no pudieron llegar en la primera farra, pueden llegar en la otra”, contó Alcides.

20220112-022materialA,ph03_15404_31536983.jpg

Fue así que en Ñemby don Marciano volvió a apagar las velitas al son de la polca paraguaya y pidió dos deseos: “La unidad de la familia y que viva Olimpia”, reveló su familiar.

De inquebrantable salud y muchas ganas, el abuelo es inspiración para propios y extraños; no usa anteojos, lee perfectamente y, lo mejor, transmite la alegría de vivir. “Fue perseguido en la época de Stroesner, estuvo en la cárcel, pese a todo eso, sigue vivito y coleando y, sobre todo, siendo ejemplo”, añadió el joven.

Don Marciano terminó la jornada rodeado de su gente, de su amado Olimpia y música púpe.

20220112-022materialA,ph02_13527_31536972.jpg
Marciano Cubilla

Dejá tu comentario