17 jul. 2024

“Mi pareja me deja la autoestima por el piso con todos sus insultos”

Raquel cuenta que su marido es re celoso y ve fantasmas donde no hay. Le habla sobre su aspecto físico y le dice de todo.

me baja la autoestima.png

Imagen de ilustración

“Hace cinco años que estoy en pareja. Me llamo Raquel, tengo 35 años y él es Roque, tiene 37 años. Él jura que me quiere, que me adora, y cuando está cariñoso es el mejor, pero sus celos locos hacen que de repente me trate mal.

No me pega, pero sí verbalmente me dice de todo. Me humilla, me inventa cosas que no hice, ve fantasmas donde no hay.

Full control

Me controla todo lo que escribo y con quien. Evito salir para evitarme problemas con él. Las veces que me insulta, también toca mi aspecto físico, me dice que soy fea, que nadie me va a querer más que él y me trabaja mucho en la autoestima.

Hablé en varias ocasiones con él de esto. Cuando lo conversamos bien, aparentemente entiende, pero cuando le da su ataque de celos es como que se olvida por completo de lo que hablamos.

Solución

Hablé con una amiga que es estudiante de Psicología. Ella me dice que lo único que puedo hacer ahora es dejarle, aprovechar que no tenemos hijos aún, porque después va a ser muy difícil.

A mí me cuesta pensar en dejarle, porque la verdad que le quiero demasiado, y tengo una dependencia emocional muy fuerte hacia él.

Su mamá una vez lo que me dijo es que vio muchas infidelidades de su papá, y cree que eso le afectó bastante.

Estoy muy baja de autoestima. Me trabaja muchísimo todo lo que me dice. ¿Cómo puedo hacer para que esta situación mejore?

Ya dejé de arreglarme y otras cosas por ese problema. Aparte que no le gusta que me ponga linda. Me dice que yo quiero provocar a los hombres, pero que ni por más de que me ponga 10 kilos de maquillaje no voy a lograr eso.

Urgente necesito un consejo, me desmorono completamente y ya no sé qué hacer”.

La respuesta

Buen día, lectora. Como decís en tu relato “me trabaja mucho en la autoestima” pues bien, esa es siempre la intención de las personas que tienen un alto grado de inseguridad, afectarle de igual manera a las personas que dicen querer. Si a lo largo de estos 5 años de relación, tuviste más sabores amargos que dulces, si creés conocerle algo a él y considerás que con una conversación sana y madura no habrá cambios, si imaginás que no merecés este estilo de vida que tenés y por sobre todo esto, sos sincera contigo misma de lo que verdaderamente sentís hoy día por esta persona, lo más sano es que termines la relación. Porque la persona violenta y manipuladora no cambia de la noche a la mañana y si no se propone, mucho menos lo hace. Pero si creés que vale la pena apostar, postergarse y someterse a este estilo de persona y relación, por tener una compañía y por abrazar esperanza de cambios, podría continuar. “Ante todo y todos, querete vos primero y luego busca el querer de los demás”

Psicólogo Clínico, especialista en jóvenes y adultos.