COTIZACIÓN
Compra
Venta
DÓLAR
G 6820
G 6900
PESO AR
G 25
G 40
REAL
G 1250
G 1350
PESO UY
G 150
G 200
EURO
G 7600
G 8000
YEN
G 40
G 60
clima
21.7º C

Columnistas

Yvága rembiapo Ñandejára omboúva

 "Madre hay una sola" he'i ningo la gente, que no sea un refrán, más bien dilo de frente. "En vida, hermano, en vida", oje'e avei, aníke  nerasê gua'u oho ove ndehegui.  

Nachi Ayala Por Nachi Ayala

“Mi madre es un poema, de blanca cabellera, que tiene a flor de labios siempre un gesto de perdón”.

Es “Manantial de cariño, mar inmenso de alivio”, “Pedacito del cielo”, “Manantial de amor”.

Ha’e ningo esperanza, ha’e alabanza, avei bonanza, ha’e opa mba’e. Una madrecita, cuya esencia es bendita; su palabra, bonita; su belleza, infinita.

Yvága rembiapo Ñandejára omboúva, ñande vida ohayhúva, Kuña ndoikuaáiva uhéi, kane’õ.

Esa que te acurruca, la que te felicita, la que ndohói moõve, la que contigo palpita. Tove toî ko’ápe téra amo yvate, ha’e oimê nde ypýpe oikóro opa mba’e. Upe “kunu’û hykupa voíva”, ese abrazo que vas a extrañar, esa risa sincera, esa mirada motivadora que te alienta a soñar.

“Madre hay una sola” he’i ningo la gente, que no sea un refrán, más bien dilo de frente. “En vida, hermano, en vida”, oje’e avei, aníke nerasê gua’u oho ove ndehegui.

Nde sy ningo ndaha’éi persona cualquiera, ndovaléi hendive eikovai, porque ella es la pureza que habita en nuestras almas, la más dulce melodía avei en guaraní.

Honra a tu madre, hijo de su vida, aníkena ejapo upe mba’e vai, porque su corazón dejarás en mil pedazos, cuando lo único que tiene es bondad y amor para ti.

Temas

Dejá tu comentario