Columnistas

Todos somos esenciales

Todo trabajador que vive el día a día y lleva un plato de comida a su casa es esencial para su familia.

Tania Sosa Caniza Por Tania Sosa Caniza

Por el anuncio de la llegada de 1.000.000 de vacunas, sin dudas hay gran expectativa de inmunizar a la población. El ministro de Salud, Julio Borba, mencionó que recibirán las dosis los docentes, policías, militares, comunicadores, de transporte, bomberos y otros.

Por supuesto que me alegré, pero enseguida sentí que se trata de un privilegio, al cual todos los habitantes del país deberíamos tener, porque finalmente, todos los trabajadores que viven el día a día y llevan un plato de comida a su casa es esencial para su familia. Entiendo que el objetivo es tener algún tipo de orden, pero creo que es momento de liberar las vacunas para todos, por ende, asegurar más biológicos, ya que con esta tanda, 500mil personas serán las beneficiadas por ser para primera y segunda dosis.

Hace unas semanas, Borba mencionó que se estudiaba la posibilidad de declarar asueto dos días para que los trabajadores en general puedan ir a recibir las vacunas anticovid, pero el sector empresarial se mostró en contra y esa idea ya no prosperó.

Como alternativa, Salud debería confirmar que los vacuntarios, o al menos los de cada cabecera departamental, la atención hasta medianoche o de ser posible, 24 horas. Mucha gente solo puede después del horario laboral o los fines de semana.

Dejá tu comentario