Extra

Columnistas

Mejor no seas como Francisco

Cuando pensás que solo en Paraguay abundan los fans del vyrorei te encontrás con noticias como esta: el papa Francisco les pidió a los peluqueros que ya no sean chismosos. Parece una broma pero es cierto, el sumo pontífice recibió en el Vaticano a un grupo de peluqueros y estilistas italianos dedicados a su santo patrón, San Martín de Porres, y aprovechó para darles “sabio consejo”.

“Ejercer vuestra profesión con estilo cristiano, tratando a los clientes con amabilidad y cortesía y ofreciéndoles siempre una buena palabra y ánimos, evitando ceder a la tentación de los chismes, que fácilmente sucede también en vuestro contexto laboral. Todos lo sabemos”, expresó. Al papa Francisco no se le ocurrió sugerirles ser buenas personas, ayudar al prójimo o practicar la tolerancia que tanta falta hace, a él solo le molesta que los peluqueros hablen de los demás. No es la primera vez que el sumo pontífice realiza declaraciones en contra de los chismosos, a quienes había tratado de terroristas. “Son gente que mata a los demás, porque la lengua mata, es como un cuchillo. Tened cuidado, el chismoso y la chismosa son terroristas, tiran la bomba a los demás y se van tranquilos”, expresó en su momento.

Con esto no defiendo el chismerío, pero en serio, santo padre, ¿usted le da tanta importancia a los comentarios absurdos de la gente? Creo que estupidez como esa no debería robarle su valioso tiempo.

¿Acaso no debería ocuparse de problemas más relevantes?, como desenmascarar a los sacerdotes pederastas, luchar contra la pobreza, la desigualdad y la intolerancia, a sabiendas que es uno de los hombres más influyentes del planeta. Teniendo en cuenta las prioridades que revela el santo padre me tomo el atrevimiento de decirte, amigo lector, que no seas como él. No le prestes atención a tonterías como los chismes, mejor ocupate de lo importante, intentar ser una buena persona, salir adelante y disfrutar de la vida.

Dejá tu comentario