Columnistas

Cuestión de tiempo

Tiempo. Eso es lo que ganábamos a medida que nos íbamos sumergiendo en el aislamiento hogareño, supuestamente. Día tras día el Gobierno nos pedía que nos quedemos en casa para evitar una explosión de casos de coronavirus. El motivo: el sistema de salud no estaba preparando aún para hacer frente a la pandemia.

Cuatro meses y 22 días. Ese es lapso que viene durando la cuarentena en Paraguay. Transcurrieron casi 150 días pero al parecer todo ese tiempo no bastó para equipar hospitales, reforzar las unidades de terapia intensiva y adquirir equipos de bioseguridad suficientes para médicos.

Mil seiscientos millones de dólares. Esa es la plata que se autorizó para hacer frente al COVID19 en nuestro país. Todo ese dineral no fue suficiente para que el sistema sanitario cuente con suficientes camas de UTI.

Hoy más del 60% de las unidades de terapia están ocupadas. De ahí el desplome sanitario en CDE. ¿Qué carajos hicieron entonces con los 1.600 palos verdes? Hoy no solo el bolsillo de la gente está hecho trizas, también las finanzas públicas. ¿Tiempo? Hace tiempo que los gobiernos descuajaron el sistema de salud y ahora el pobre de Marito solo apela a geniolitos ante semejante cáncer llamado corrupción.

Dejá tu comentario