Columnistas

Combinación peligrosa: insomnio y estrés

El insomnio es un problema que dura 24 horas y es producido por varios factores, siendo el estrés el principal de ellos. Puede provocar insomnio transitorio (menos de 3 semanas) o insomnio crónico (más de 3 semanas), esto se debe a que la persona estresada padece una situación de hiper alerta que le dificulta dormir.

El estrés provoca insomnio y viceversa. Juntos forman una combinación peligrosa ya que altera el bienestar y por ende la salud.

Entre algunas consecuencias se distinguen: falta de concentración y atención, falta de memoria, irritabilidad, alteraciones del humor, depresión, ansiedad; estos factores tornan más crónico el estado de las personas. Las jornadas de algunos se prolongan hasta altas horas de la noche, retrasando la cena y el descanso, sin duda repercutirá en el sueño.

Por eso es importante tener unas normas de higiene de sueño, como: acostarse y levantarse a la misma hora, realizar ejercicio moderado, pero nunca antes de acostarse (estiramientos, meditación), evitar el consumo de estimulantes (alcohol, tabaco, café), utilizar la cama sólo para dormir (evitar leer, escuchar la radio, ver la tele o comer).

¿Padezco de insomnio?

Contesta con SÍ o No las siguientes preguntas:

1- ¿Tenés con frecuencia dificultad para conciliar el sueño?

2- ¿Te despertás muy temprano a la mañana?

3- Si te despertás habitualmente durante la noche, ¿te cuesta volver a dormir?

4-¿Te sentís cansado cuando te despiertas por la mañana?

5-La pérdida de sueño, ¿afecta tu humor durante el día? (sintiéndote más tenso, irritable o bajoneado)

6- ¿Repercute tu pérdida de sueño en el trabajo durante el día? (altera tu concentración, tu memoria o tu consciencia).

Si contestaste “Sí” a 2 o más preguntas o si contestaste “SÍ” a la pregunta 3, deberías consultar con un profesional.

Dejá tu comentario