Columnistas

Buscando "a pollo" y solidaridad

El problema de la provisión de medicamentos para pacientes con COVID-19 persiste y la solidaridad es la única razón por la que se resiste.

El agotamiento no es solo de los médicos. Los familiares de los enfermos están cansados física y emocionalmente. Ya no quedan muchos amigos y parientes a quién recurrir por auxilio económico porque ya se han tocado todas las puertas.

Hace dos semanas que los familiares se están encargando nuevamente de todo. En el Hospital de Clínicas se debe comprar desde medicamentos hasta jeringas. Ocurre lo mismo en otros centros asistenciales de referencia.

El Gobierno, cada vez más inoperante. Los pocos medicamentos que llegan al país son gracias a las donaciones. Recibimos migajas, que son presentadas con bombos y platillos, cuando en realidad no alcanza ni a la mitad de los pacientes.

Como siempre lo fue, los paraguayos sobreviven hoy con polladas y rifas. El pueblo está activo, ayuda a medida de sus posibilidades. En los hospitales llegan desde alimentos hasta sillones y catres para internación. Pero, lo mejor que se puede hacer en unidad es votar con responsabilidad y memoria. No olvidemos quiénes nos llevaron a esta situación, ni quiénes los protegieron priorizando sus intereses personales.

Dejá tu comentario