23 may. 2024

Caaguazú: Caen otros dos hombres por brutal crimen de niña

Uno es dueño de la casa, donde funciona un prostíbulo, al que había entrado Anabel, y el otro manejaba el auto en que la llevaron.

Caso Anabel-Caaguazu.jpg

La casa allanada era utilizada como prostíbulo, en Caaguazú, según la investigación del caso.

Otros dos hombres fueron detenidos, en el marco de la investigación del caso de la niña Anabel Blanco González, de 13 años, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado la semana pasada, en un baldío, con signos de haber sido abusada sexualmente y asesinada horrendamente.

Mediante procedimientos encabezados por fiscal Alfredo Mieres, de la Unidad Penal Nº 4 de la Fiscalía Zonal de Caaguazú, fueron apresados Jacinto Villalba Giménez, de 60 años; y Fernando Damián Quiñónez Britos, de 33 años.

El primero es dueño de la primera vivienda allanada, el lunes, que al parecer se utilizaba como prostíbulo y hay sospechas de que la menor de edad habría ingresado a ese lugar, ubicado sobre las calles 5ª y 6ª Proyectada del barrio Bernardino Caballero de la ciudad de Caaguazú.

El segundo es el dueño del automóvil blanco, en que llevaron a la niña, hasta su ejecutor, y él mismo lo habría estado manejando, de acuerdo a informes.

El fiscal pidió la designación de funcionarios del Laboratorio Forense del Ministerio Público, para que busquen posibles rastros de sangre en dicha casa, así como en el automóvil de Quiñónez Britos, que también fue incautado. En caso de que se encuentran algunos indicios, se realizarán pruebas de ADN, para verificar si corresponden o no a la víctima.

También dispuso realizar rastreo de manchas hemáticas mediante Bluestar y si existiera algún vestigio, remitir al Laboratorio Forense para su procesamiento, señala el reporte.

La trajeron de Repatriación

Según datos, en la noche del miércoles de la semana pasada, Anabel había llegado a la bodega El Gato, de la ciudad de Repatriación, Departamento de Caaguazú, donde supuestamente miraba partidos de vóley, en compañía de Emilio David Alvarenga Escobar, presunto autor material de los crímenes, en contra de la niña.

Luego, la llevó al motel Faraón de la ciudad de Caaguazú, sobre la motocicleta de su primo, Milciades Rafael Alvarenga Bogarín, quien también fue detenido, como cómplice, ya que intentó ocultar el biciclo, después del desenlace fatal de la menor de edad.

Tras abusar sexualmente de su víctima, Emilio la llevó al barrio Bernardino Caballero, donde finalmente la niña fue hallada muerta.

El médico forense del Ministerio Público, doctor Fernando Ortiz, determinó como probable causa de muerte traumatismo de cráneo encefálico severo, según se informó.