Actualidad

Una joven se salvó de milagro luego de ser mordida por una yarará

"Una víbora no puede más que otra", bromeó la víctima desde el hospital, pero contó que estuvo apunto de que se le ampute la pierna.

Luz Marina Morel (19) se encontraba en la casa de una amiga, en Concepción, el martes pasado, cuando tuvo una experiencia muy peligrosa con una víbora de la especie yarará, que es una de las serpientes más venenosas del país.

La joven contó al canal CAD TV que se retiró de la casa de su amiga y cuando iba a subir a su moto, sintió la mordida. “Yo me fui como para subir a mi moto, en eso veo que el perrito de mi amiga reacciona raro, yo miré en la zona y no vi nada, pero al parecer estaba cerca de la rueda de mi moto y cuando moví ya me mordió”, relató.

Según la víctima, la víbora se arrolló por su pierna y a los tres minutos ya comenzó a sentir los síntomas, pero alcanzó a sacarle una foto a la serpiente, para mostrar qué especie era y resultó ser una yarará

“El dolor fue impresionante, que no le deseo a nadie y tampoco por lo que tuve que pasar, el antídoto no me funcionaba al comienzo y los doctores me dijeron que si seguía así, iban a tener que cortar mi pierna, pero gracias a las oraciones de mi familia, ahora estoy bien y solo digo que una víbora no puede más que otra”, bromeó, desde la sala de internación del IPS, donde fue asistida.

La misma instó a los ciudadanos a limpiar los patios baldíos, para prevenir la presencia de estas víboras que son muy peligrosas.

Embed

Dejá tu comentario