Extra

Actualidad

Tiene a su hijo esposado y encadenado a un árbol

Vecinos piden que se busque una solución para que el joven viva en mejores condiciones.

En el barrio San Andrés, de Ñemby, un muchacho vive esposado y encadenado a un árbol en el patio de su casa, según denunciaron los vecinos.

El joven de alrededor de 24 años, que tendría problemas mentales, grita, llora y pide agua, según el testimonio de los pobladores de la zona. Incluso, se hizo heridas en las manos con una piedra, al intentar quitarse las esposas que su propia madre le habría colocado.

“Anteayer, con el frío y el viento tan fuerte, le tuvo en el patio hasta las 9 de la noche”, lamentaron. Anteriormente, la madre, llamada Sonia, lo encerraba en una pieza con rejas, como una especie de calabozo.

La señora se justificó con los vecinos diciendo que el joven quiere hacerle daño a su hermana, de 9 años, por lo que no le queda de otra más que atarlo. Sin embargo, los denunciantes señalan que el hombre debe llevar una vida digna y ser alimentado a hora.

“(La mujer) No es de buena vida, tiene 3 a 4 hombres en su casa, se ponen a tomar, bailar, y ahí ya comienzan los machetazos”, contaron.

Lo que más lamentan es que tanto en la Codeni de la ciudad como en la Fiscalía les dijeron que no pueden hacer nada.

Los denunciantes prefirieron el anonimato para evitar problemas.

Joven vive esposado y encadenado

Dejá tu comentario