Actualidad

Súper papá de 10 hijos: "Su palabra es la ley"

Les crió con cariño y disciplina junto a su señora. "Antes de que salga el sol, todos los hermanos debíamos estar fuera de la cama", dijo una de sus hijas.

Con la boca llena de orgullo y admiración, los 9 hijos (uno falleció) hablan de su padre, don Marcos Rojas, de 79 años.

Un hombre que tuvo una vida más dura que el acero se esforzó para que esa realidad no se repita con su familia.

Él nació en Caapucú, Paraguarí, pero creció en San Juan del Ñeembucú. Trabajando en una estancia conoció a Ilda, quien fue su única esposa y madre de sus 10 hijos.

“Nos educó con disciplina, pero no maldad. Antes de que salga el sol, todos los hermanos debíamos estar fuera de la cama. Su palabra es ley”, señaló Lili Rojas Otazú, quien vive en Suiza.

Don Rojas apenas pisó la escuela, pero cumplió con el Servicio Militar Obligatorio (SMO), donde aprendió todo lo necesario para defenderse en la vida. “Ahora es jubilado y se dedica solo a su chacra y animales, pero trabajó como peluquero, enfermero, hacía poncho en máquina, fue carpintero, constructor, encargado de estancia y hasta aprendió inseminación de animales”, dijo su hija Lili.

Llevó a su familia a vivir en Pilar, Ñeembucú, para que sus hijos estudien. Hoy todos le agradecen tanto esfuerzo.

También tiene a dos hijos viviendo en Roma. Lo que permitió que don Marcos viaje tres veces a Europa y que, incluso, pueda compartir un mate con el Papa Francisco, en enero del 2018.

Lili construyó una casa de campo para su papá, en la Compañia Otazú de San Juan Ñeembucú. Ahí compartirá el Día del Padre con sus hijos que viven en Paraguay. “Puedo destacar de mi papá que nunca tomó alcohol, nunca levantó la voz a su esposa, siempre honesto. Todos merecen un papá como él”, expresó.

Dejá tu comentario