21 may. 2024

Sicario mata a un hombre frente a su novia y sus hijos

El sicario estaba a bordo de una motocicleta, cuando atacaron a la familia que llegó hace un mes de Argentina.

victima de sicarios.jpg

El sicario asesinaron de siete impactos a Fernando Ariel Guerreño.

La oscuridad ya se había adueñado de la tarde del miércoles cuando, alrededor de las 18:00, Fernando Ariel Guerreño cruzaba la compañía Yataí Costa Ruíz del distrito de San Pedro del Paraná en Itapúa, acompañado de su novia y sus dos hijos, momento en que un sicario a bordo de una motocicleta les alcanzaron en el camino.

En el asiento del acompañante de la camioneta Amarok conducida por Fernando, lo acompañaba su novia y en el regazo de ella, su hijo de apenas dos años. Ambos fueron testigos del momento en que los criminales lo atacaron mortalmente.

Sin siquiera detener su moto, el sicario disparó ocho veces contra el vehículo de Fernando.

“Según las manifestaciones, la moto les venía siguiendo. Al llegar a un punto se le acercó, no estaban yendo rápido por lo que aparentaba. El motociclista se le acercó y efectuó los disparos”, manifestó en contacto con EXTRA el subcomisario Marvin Villar, jefe de la comisaría octava de General Artigas que realizó el procedimiento de rigor.

Casi moribundo, el hombre de 27 años, perdió el control de su vehículo y su rodado fue a parar a un costado de la ruta, en un pastizal. Con una impresionante puntería los disparos del sicario fueron dirigidos solo al hombre.

La víctima recibió en total siete impactos, seis en el pecho lado izquierdo y uno en el rostro. Uno de los disparos agarró de refilón en la cabeza a su novia. El médico forense Fernando Martínez inspeccionó el cadáver y diagnisticó como causa de muerte traumatismo craneoencefálico severo.

El uniformado mencionó que al principio el crimen llamó mucho la atención teniendo en cuenta que los familiares dijeron que la pareja vivía en Argentina y la víctima trabajaba como pintor en el vecino país, pero que hace apenas un mes llegaron al nuestro para instalarse y laburar.

La situación le llamó la atención a los policías, teniendo en cuenta que según los familiares la casa que adquirieron pagaron al contado y el vehículo con chapa argentina es de alta gama, por lo que empezaron a averiguar y presumen que se trataría de un ajuste de cuentas vinculado con el tráfico de drogas.