24 feb. 2024

Se enojó porque le echaron de una bodega y regresó con un arma de fuego

El señor realizó disparos, pero fue reducido a golpes por dos hermanos y luego entregado a la policía.

arma (1).jpg

El arma y los dos cuchillos fueron requisados al detenido.

Dos hermanos se encontraban en una bodega, donde jugaban tragamonedas, todo iba bien hasta que un vecino llegó y se colocó detrás de ellos, aparentemente para “vigilar” cómo apostaban, pero esto molestó a los apostadores que le echaron del lugar.

Ante esto, el vecino, identificado como Oscar Alfredo Gonzáles, de 42 años, se enojó también y les dijo “ahata aju” (voy y vengo). Los dos hermanos no le hicieron caso y siguieron jugando, pero minutos después, efectivamente el señor volvió.

“Rejujey piko ape” (viniste otra vez acá), le dijo uno de los hermanos, pero antes de que pueda terminar de decir, Oscar sacó un arma de fuego y realizó varios disparos hacia ellos, pero ninguna bala les alcanzó.

El autor de los disparos corrió y tiró el arma en el patio de una casa, cuyo dueño llamó a la policía, pues ambos hermanos persiguieron a Oscar y lo redujeron a golpes, causándole un feroz corte en la cabeza. Posteriormente fue entregado a la policía.

Ocurrió en el barrio Villa Laurelty de San Lorenzo, la noche del domingo.