Actualidad

Rubio desató una rara pelea por la multaza

A dos meses del episodio, el gatito no se puede bañar por miedo al agua. Causó una polémica entre Defensa Animal y la Muni de San Lorenzo con su multa.

La Dirección Nacional de Defensa Animal considera inconstitucional la multa de la Municipalidad de San Lorenzo al joven que quiso ahogar a un gato.

El festejo de los animaleros se puede aguar ya que el caso es encaminado por la Fiscalía y no puede haber una doble sanción, señalaron.

“Realizamos la denuncia ante la Fiscalía y la Fiscalía es la encargada de llevar adelante la investigación”, dijo Alcides Montiel, director de Asesoría Jurídica.

Anteayer se dio a conocer la pena de más de G. 10 millones a Oliver Paolo Jiménez, filmado en septiembre mientras torturaba a “Rubio”.

Sin embargo, jurídicamente, no corresponde que pague hasta que salga una sentencia de juzgado, aclaró Montiel.

“La Fiscalía tiene que lograr que se le impute, en todo caso, suba a juicio oral y ahí un tribunal va a establecer la pena”, aseguró.

Dijo que las ordenanzas municipales no pueden estar por encima de la ley y la ley 4840 dice que Defensa Animal es la que tiene potestad.

El gatito “Rubio” quedó con miedo al agua. “Todavía no estamos pudiendo bañarle”, indicó a su vez el dueño, Francisco Loup.

“Él después de que le revisó la veterinaria tenía tics, estaba shockeado, pero ahora ya juega, está libre”, añadió. Señaló que la cantidad de la multa no les afecta. “El tema es que haya un castigo para que no vuelva a pasar”, dijo.

Muni dice que corresponde la multa

Antonia Rojas, jefa de Protección Animal de la Municipalidad de San Lorenzo, explicó que tomaron el caso porque la dueña denunció ante ellos.

“Nosotros tenemos también la potestad de ponerle la multa”, remarcó. Comentó que la ley 3966 Orgánica Municipal les autoriza a actuar.

“No podemos estar esperando tampoco a Bienestar Animal mientras que ellos no hacen su trabajo. Si ellos no hacen, nosotros hacemos, afirmó.

En otro caso animalero, agentes del Ministerio Público allanaron ayer una quinta llamada “La Esperanza” en el barrio Chaipé de Encarnación.

Les recibió la dueña denunciada, Blanca Amarilla Rojas, quien según versiones era la responsable de un supuesto maltrato de animales (perros) en el lugar.

Se inspeccionaron los animales y también se les dio participaron en la intervención a los policías de la Comisaría 114.

Dejá tu comentario