19 jun. 2024

Robaron su auto en Clínicas: “De milagro no perdí mi bebé”

Licenciada se desmayo varias veces tras enterarse. Hasta dos veces por semana se llevan vehículos del estacionamiento.

20231002-003materialA,ph01_5021_46832496.jpg

Ante cualquier información sobre el auto Toyota Platz chapa XAV 389, pueden llamar al (0986) 568-609.

“Yo piko estoy loca, dónde lo que estacioné”, pensó la licenciada Sandra Cristaldo mientras buscaba su auto. Pegó varias vueltas por el estacionamiento del Hospital de Clínicas, a pocos metros de las garitas de los guardias de seguridad del centro asistencial, pero su coche no estaba.

“Me quise morir, me desmayé como cien veces. De milagro no perdí mi bebé”, manifestó al borde del llanto. Ella está embarazada de tres meses.

La profesional de 34 años pilló que le habían robado entrada la mañana del sábado, cuando estaba a punto de salir de su guardia y quiso meter un bolsón en su auto.

Ocurrió entre la noche del viernes y la madrugada del día siguiente.

Los ladrones se apropiaron de su automóvil pese a todos los cuidados que ella tiene al estacionar.

De hecho, lo hace en el mismo punto desde hace 8 años, tiempo que lleva laburando como ginecoobstetra del hospital escuela de San Lorenzo.

Lo coloca hacia el frente, justamente teniendo en cuenta que los robos ocurren generalmente hacia el fondo donde hay menos luz y ausencia de cámaras.

Sin embargo, pese a la gran concurrencia de gente, la caseta de guardias, la luz y las cámaras instaladas en el punto que ella estaciona, nada sirvió a la hora de proteger su vehículo.

Cámaras, de balde

Mientras ella era asistida en sus desmayos, sus compas se fueron a la sala de monitoreo, pero les dijeron que hace dos años ya que no andan las cámaras. “Entre mil autos tocaron el mío, enfrente donde dan gua’u las cámaras a los autos, ¡no andan! Una locura es, el colmo ya”, lamentó.

Mencionó que justo días antes estuvo averiguando para ponerle GPS y alarma, pero que no alcanzó a mandar a instalar.

“Mañana (por hoy) tengo que ir a trabajar y no me voy a ir. Voy de Itauguá hasta ahí, la verdad que no me siento para nada bien”, manifestó. Además de las cámaras, se quejó que también los guardias están medio de adorno por ahí, porque ni se dieron cuenta cuando llevaron su rodado.

“No hacen recorrida. Ya son varios robos, no soy la única víctima”, manifestó la mujer.

La semana pasada también robaron a un enfermero su auto Toyota IST.

Ambas víctimas hicieron sus denuncias en sede de la comisaría primera de SanLo, jurisdiccional al sitio. Fue comunicado también al Departamento de Automotores de la Policía y a la Fiscalía.

El comisario Palacios indicó que los autos importados vía Chile siguen siendo los preferidos de los robacoches. Generalmente llevan para cometer con ellos otros delitos.

Hay dos robos por semana, maso

El comisario Jorge Palacios, jefe de la comisaría primera, comentó a EXTRA que en el predio hay como dos robos por semana más o menos, lo que resulta cada vez más preocupante.

“Estamos coordinando con Automotores y también la gente del hospital, porque muy abandonada tienen la parte de la seguridad”, indicó. Mencionó que pedirán a las autoridades que controlen la entrada y salida de los autos.