Extra

Actualidad

Richard Pereira: "La vida me recuerda que estoy en silla de ruedas"

El muchacho fue víctima de "gatillo fácil" hace 3 años. Recién ahora se desarrolla el juicio oral que involucra a un policía.

“Estoy feliz. Después de casi tres años empezó la audiencia. Desde el principio estamos buscando justicia”, dijo a Radio Monumental, Richard Pereira, el joven que quedó parapléjico tras ser baleado en un policía, en una barrera de control.

En la primera jornada del juicio oral que se desarrolló ayer, el suboficial Johnie Orihuela admitió que fue él quien disparó y que luego puso el arma en la mano de la víctima. Esto, para que dispare y salga positiva en la prueba de nitrito y nitrato. También confesó que le plantó marihuana.

El uniformado es acusado por tentativa de homicidio doloso en calidad de autor, con pena de hasta 25 años de prisión; y en calidad de coautor, por los hechos de persecución de inocente, con una expectativa de pena de 10 años, además de simulación de hecho punible, con hasta 3 años de cárcel.

Según el testimonio de la víctima, él se dirigía a su casa cuando lo comenzó a seguir una patrullera. Poco tiempo después, fue interceptado en las calles 24ª Proyectada y Pa'i Pérez, en el barrio Roberto L. Petit de Asunción.

Pereira bajó de su vehículo, luego Orihuela lo tiró al suelo y le disparó en la nuca. El procedimiento policial fue captado por cámaras de circuito cerrado.

El joven también habló con Telefuturo y contó que una semana antes, efectivos policiales de la misma comisaría ya le pidieron G. 400.000 porque su camioneta no tenía chapa.

Richard contó que aquel episodio le cambió la vida completamente. “Es una lucha diaria. Todos los días son difíciles. La vida me hace recordar que estoy en silla de ruedas. Gracias a Dios tengo mis motivaciones, mi familia, mi hija y mi señora”, expresó Pereira.

Esta tarde continuará el juicio oral.

Dejá tu comentario