25 may. 2024

Revelan que 1 de cada 5 paraguayos está con salud mental negativa

Analizaron el nivel de esperanza y felicidad que siente la gente.

salud-mental.jpg

Tener un vínculo íntimo es un protector de la salud mental, según el estudio publicado en la Revista Internacional de Psiquiatría Social.

Andina

Este año, 1 de cada 5 personas en nuestro país presentó una salud mental “languideciente”, según el estudio realizado por investigadores paraguayos.

Durante un mes, encuestaron a casi 600 personas y midieron sus respuestas con tres escalas, además de evaluar la salud mental de cada una.

La mayoría eran mujeres. El 42% presentó una salud mental floreciente; el 36,2%, mostró un nivel moderado; y el 21,2%, un estado languideciente.

“Encontramos que esos puntajes de peor salud mental estaban correlacionados con tener menor esperanza respecto a la vida, menor capacidad de hacer frente a la adversidad y, obviamente, menor felicidad subjetiva”, dijo el psiquiatra Julio Torales.

“La pandemia vino a acelerar el deterioro de la salud mental, no solamente en Paraguay, también a nivel regional y mundial”, señaló. Antes de eso había más personas que mostraban una salud mental floreciente, expresó.

Cosas que ayudan

Según la investigación, algunos factores de la vida cotidiana son protectores: “Por ejemplo, tener empleo, tener una educación universitaria; estar acompañado, no necesariamente pareja desde el punto de vista romántico, sino tener un núcleo primario de apoyo”, indicó Torales.

Se puede enseñar

Aunque parezca un cliché, saber encontrarle el lado bueno a las situaciones negativas y no dejarse tumbar por las frustraciones hace que uno tenga una mejor salud mental, y eso se puede aprender, resaltó el psiquiatra.

“Las autoridades de salud y todos los que tienen poder de decisión en el país tienen que apoyar el uso de herramientas de psicología positiva, cómo crecer en esperanza, resiliencia y felicidad subjetiva, desde la infancia y en la adolescencia. Eso hay que trabajar en las escuelas”, expresó.

El campo y la ciudad

En este estudio en particular no se notaron diferencias significativas entre personas de zonas urbanas y rurales.

Sin embargo, unos y otros tienen ciertos factores de riesgo.

Las personas del campo pueden verse afectadas en su salud mental por el poco acceso a los servicios de salud.

Por otro lado, en las ciudades grandes se vive mayor estrés y hay niveles más altos de violencia.

Protectores de la salud mental

-Tener empleo.

-Contar con educación universitaria.

-Estar en pareja o acompañado.

-Realizar actividad física diaria.

-Seguir una dieta saludable.

-Tener un pasatiempo.