COTIZACIÓN
Compra
Venta
DÓLAR
G 7280
G 7380
PESO AR
G 18
G 23
REAL
G 1400
G 1470
PESO UY
G 180
G 250
EURO
G 7400
G 7900
YEN
G 35
G 60
clima
35º C

Actualidad

Reclusa denuncia por extorsión a funcionaria judicial

La denunciada por extorsión es Elizabeth Millán, una sindicalista del ministerio de Justicia que actuaba en complicidad con su hija.

El tiempo que más duro pasó en prisión fue el último año, para una mujer con régimen de semilibertad. N., de 32 años, reclusa condenada por apropiación, accedió al Hogar Nueva Oportunidad en octubre del año pasado, pero desde que llegó la convivencia con una guardiacárcel fue dura.

"Fui recibida por la jefa de seguridad Marta González, en la administración de Fidelina Rodas, cuando eso dormía en el piso con mi menor. Al día siguiente aparece Yessica Millán, entra a mi habitación, patea mi colchón y me pide que me levante para realizar oficios en plena lluvia. Así empezó mi calvario", relató a EXTRA la mujer.

Yessica resultó ser hija de Elizabeth Millán, una afamada sindicalista que actualmente "pisa muy fuerte en el ministerio de Justicia", según la denunciante, por ello aprovechaba de su acomodada situación. Un tiempo después y luego de muchas quejas de su parte ante las autoridades a quienes comentaba sobre las torturas y coacción de las que era víctima por parte de Millán cada vez que le tocaba su guardia, la afectada encontró la oportunidad brillante de denunciar a la guardia con su propia madre cuando Elizabeth llegó un día al hogar para visitar a sus asociados. "Una de las internas me comentó que era la mamá de Yessica y le comenté en son de refugio para que su hija pare con eso", relató.

Elizabeth le dijo que no podía intervenir, porque no era directora, pero prometió hablar con su hija y lanzó el primer anzuelo de extorsión. "Me dijo que no tenía cabeza porque estaba pasando por una situación económica mala y me ofreció pagarle una mensualidad a cambio de tranquilidad, fue el primer acuerdo que tuvimos", indicó la víctima.

Cada fin de mes le mandaba a su hija a colectar o ella misma se iba a buscar los G. 2 millones que le impuso a la reclusa como mensualidad, aunque a veces de forma extraordinaria le pecheaba plata de forma sutil. "Pasando el tiempo, me pedía más y más. A veces entraba en desesperación económica y me decía si no conocía un prestamista, porque ese es su modus operandi, era su forma en que me hacía entender que necesitaba dinero y me pedía prestado, pero es mentira, nunca me devolvió. Después me decía que era parte de la cuota del mes. A veces sobrepasaba el pacto que teníamos", apuntó la condenada.

Pero el 27 de octubre fue la gota que colmó el vaso. Supuestamente, Elizabeth se presentó y mandó llamar a N., a una oficina para pedirle que haga un trabajo específico para ella. "Quería perjudicar a Marian González y Ana Dina Coronel. Me pidió llamar a la funeraria donde se compró el cajón de esta gente del EPP 'y vas a pedir que la factura se haga a nombre de Marian González'. Le dije que no quería tener nada que ver y me ordenó hacer", lamentó.

La idea era supuestamente involucrar a Marian con el sepelio de Osvaldo Villalba Ayala en la cárcel del Buen Pastor y además, salpicar a Ana Dina Coronel, exdirectora de Centros Penitenciarios Femeninos, destituida tras ese episodio.

Luego de eso, N., decidió denunciar todo y al poco tiempo, le avisaron que tenía abierto un sumario por comunicarse con Ana Dina Coronel, pero en realidad Elizabeth le había denunciado por amenaza de muerte. "Ratificaron eso y en la Fiscalía se quedó, poniéndole de testigos a dos personas que no existieron ese día", expresó.

Al respecto, EXTRA conversó con el ministro de Justicia Daniel Benítez, quien confirmó que el número telefónico de terminación 585 pertenece a la funcionaria Elizabeth Millán, quien ya se encuentra bajo sumario administrativo, pero afirmó que no se descarta la apertura de un proceso penal para ella por cohecho pasivo.

Temas

Dejá tu comentario