Actualidad

Quíntuple homicidio: "Yo no maté a mi familia, al único que maté fue a mi suegro"

Bruno Marabel declaró y culpó a Julio Rojas por el asesinato de los niños y a las mujeres.

En la mañana de este miércoles, el principal acusado de realizar el quíntuple homicidio en Asunción, Bruno Marabel, declaró y afirmó que solo mató a su suegro, Julio Rojas por arrebatarle a su familia.

“Yo no toqué a mi familia, yo no maté a las criaturas, no maté a mi señora, no maté a mi suegra, a la única persona que maté y que voy a matar es a Julio Rojas, por el simple hecho de que me sacó a mi familia por la droga de mierda que él consumía, por ese vicio que tenía por el juego de azar, por esa porquería me arrebató a mi familia y yo no pude aguantar”, dijo Marabel durante el juicio oral.

Por otra parte, manifestó que si él denunciaba al señor, una semana nomás estaría en Tacumbú y después iba a salir otra vez, debido a que López tenía contactos al igual que toda la familia “y no iba a aguantar eso”, expuso.

Según la declaración que brindó, mató al señor Julio Rojas el 2 de octubre (2018), cuando este le pidió que fuera a la casa. Bruno salió de su trabajo y fue con Araceli, después de que ella se fuera, él iba a entrar a bañarse, pero Julio le volvió a llamar, entonces se acercó donde estaba.

Julio estaba recostado por la pared y le dijo algo sobre las mujeres, según el relato de Marabel. “Yo le pregunté dónde están y ahí él me dijo en guaraní ‘enseguida vas a irte detrás de ellas’ y sacó el cuchillo que tenía detrás”, manifestó.

Supuestamente pelearon, el joven le quitó el cuchillo a Rojas y le clavó en el cuello. “Ahí me dijo ‘vos me vas a matar a mí, pero ella ya está muerta y mi hermano se va a encargar de matarte’ y me asusté y le clavé en el corazón”, dijo Marabel.

El horrendo crimen salió a luz el 8 de octubre del 2018, cuando un vecino alertó a las autoridades sobre el desagradable olor que había en una vivienda ubicada sobre las calles Oliva y Montevideo. Al ser inspeccionada, se encontraron los cuerpos de dos niños y tres adultos, que resultaron ser de Dalma María Rojas, su madre Elba Rodas y sus hijos Saulo Pio Nahir Rojas, de 4 años, y Cristian Santino Barrios Rojas, de 6 años, quienes estaban enterrados en dos fosas.

Dejá tu comentario