Actualidad

Profes enseñan a ejecutar guitarra en la cárcel

Un total de veinticinco alumnos tienen en la penitenciaría.

Alberto y Juan hicieron una perfecta conjunción para soportar los años de encierro: enseñar lo que mejor les sale, la música. Ambos se encuentran recluidos en la Penitenciaría Regional de Emboscada y, desde inicios de este mes, imparten clases básicas de guitarra a 25 reclusos.

Esto lo realiza la citada cárcel como una apuesta a la reinserción que busca despertar e incentivar la vocación artística. La iniciativa cuenta con el apoyo de la Dirección de Bienestar y Reinserción Social.

Juan hace cuatro años se encuentra recluido en dicho penal, mientras que Alberto ingresó el año pasado. Los docentes estudiaron en el conservatorio Nacional de Música, según informaron desde el Ministerio de Justicia.

El objetivo es descubrir nuevos talentos que puedan incursionar en el mundo artístico profesional como alternativa cultural rentable, una profesión tan válida como cualquier otra, detalla la publicación hecha por el Ministerio de Justicia, en la que se dio a conocer la historia de estos dos músicos.

profes de guitarra en la cárcel.jpg

La propuesta también apunta a que los instrumentistas puedan conformar el grupo orquestal de la penitenciaría, por lo que se prevén más módulos como el de flautas y otros instrumentos.

Los profesores Alberto y Juan mencionaron a las autoridades que con esto buscan más que nada contagiar la vocación. El aprendizaje que entregan a principiantes comprende lecciones de reconocimientos de cuerdas, afinación, postura, desarrollo de agilidad con los dedos, acordes básicos, ritmos varios y conocimientos de distintos estilos, con rutinas de práctica.

Actualmente se disponen de 10 guitarras que durante las clases se intercambian los alumnos, distribuidos en dos grupos por medidas de prevención sanitaria de la pandemia.

Es las clases inunda entusiasmo y pasión mientras se puede escuchar desde lejos melodiosos ritmos de polca y música religiosa. La mayoría de las nuevas promesas en la guitarra también están expectantes en obtener beneficios en la disminución de sus penas, resultados con efectos positivos para reencausarse en la sociedad.

Dejá tu comentario