Actualidad

Presunto asesino de paraguaya se mostraba obsesionado por ella en Facebook

Compartía músicas de desamor dedicadas con corazones rotos.

“Ni nos fue bien ni nos fue mal”, decía una de las músicas de desamor de Gilberto Santa Rosa que el español Tony Leal (56) dedicó el 11 de febrero a la paraguaya asesinada en Madrid, Esther Escobar (40), en su muro en Facebook.

Compartió con el mensaje de: “(corazones rotos y emoji de beso) Para ti, Esther”. También la dedicó “Si te has enamorado” y “No pensé enamorarme”, del mismo cantante, el pasado 5 de enero, con el lema: “Va por ti, E.E.R. (corazón roto), Suerte”.

La policía española no dio a conocer el nombre del hombre que se entregó el domingo al verse acorralado por los investigadores en Albacete, pero trascendió su identidad y su muro que estaba lleno de obsesión hacia su presunta víctima.

El crimen tuvo lugar el miércoles 27 de febrero, a las 19:20, cuando Esther, madre de cuatro hijos y natural de San Estanislao, caminaba hacia su domicilio.

Recibió un disparo en la sien, según testigos, por parte de una persona corpulenta que vestía una gorra negra con la que se protegía la cara.

Los investigadores creen que el hombre era un cliente del club nocturno en el que trabajaba la mujer y que se obsesionó con ella y no aceptó un “no” como respuesta.

Hace un año, ella hizo su última visita a Paraguay sin saber que sería la última vez.

Dejá tu comentario