Extra

Actualidad

Precios de privadas en cárceles aumentaron en días festivos

REPLETOS

La mayoría de los penales superan la capacidad que tienen las instalaciones (ilustración).

Extrañar el seno familiar y estar con la pareja, aunque sea unas horas, hace que la privación de la libertad sea una carga mucho más pesada.

La situación se acrecienta en los días considerados importantes, como Navidad y Año Nuevo. Es el caso de los presos de todas las penitenciarias del país que, a pesar de mostrarse rudos, quieren un poco de intimidad para recibir cariño.

Para ello, están las piezas destinadas para las relaciones íntimas de los reclusos con sus parejas, llamadas “privadas”, pero ¿cuánto cuesta utilizarlas?

DEBEN PAGAR

El precio base es de G. 30.000, sin embargo, algunos alegan que esto depende de las horas y, principalmente, de las fechas.

Según datos proveídos por los propios presos al Mecanismo de Prevención de la Tortura, los costos se disparan en algunas épocas. Para Navidad y Año Nuevo recientes, la demanda de pedidos de turnos para usar las habitaciones repuntó notablemente, al igual que los precios. “Algunos detenidos dicen que de G. 30.000 pasó a ser G. 70.000 u 80.000”, contó Soledad Villagra, una comisionada.

Embed

La funcionaria mencionó que muchas son las denuncias por insalubridad. “El dinero recaudado es para la limpieza y para poner la comodidad necesaria para la relación sexual, sostienen los encargados, pero los reos de algunos penales dicen que ellos tienen que llevar sus sábanas y hasta su colchón”, contó.

“Tratamos de propiciar que los presos estén en el seno familiar”, declaró Julio Agüero, director de Establecimientos Penitenciarios. Mencionó que unas 22 piezas habrían en el penal de Tacumbú y explicó que, para usar las salas íntimas, los reclusos deben cumplir con una serie de requisitos (ver infografía).

En total existen 13.887 reos en todo el país. ¿Dan realmente abasto las privadas?

Embed