Actualidad

"Por qué no me mató a mí", dijo el abuelo de Naidelin

Reconocieron a la niña por sus dientes de leche que faltaban.

La caravana encabezada por un camión de bomberos llegó al mediodía al cementerio de Minga Guazú. Mucha tristeza y dolor pasa toda la ciudad y el país por la partida de Naidelin (7), raptada y asesinada.

Una considerable multitud de Alto Paraná estuvo presente ayer en el velorio, hoy en la misa y luego en el entierro. Muchos se fueron con globos rosados y blancos.

“Le quitó la vida a mi nietita de 7 años. Por qué no me quitó a mí, que yo ya soy viejo. Me puedo morir, no importa más eso”, dijo el abuelo José González a Noticias Py.

Afirmó que reconoció el cadáver de su nieta por los dos dientes de leche que él mismo le echó y que faltaban en su boca.

El abuelo, una de las personas más fuertes de la familia, agradeció a toda la gente que se acercó. Le dio su última bendición a su nieta.

"Que no suceda más"

“Le pido a Dios que me dé la fuerza y que le tenga en su reino a mi nieta. Le pido que entre en el corazón de la fiscala y los Ministros de la Corte y que se haga justicia. Que no suceda más, no por mí, por el Paraguay”, enfatizó.

Sin título93.jpg
Momento en que Naidelin ingresaba al camposanto.
Momento en que Naidelin ingresaba al camposanto.

El entierro se pospuso porque en toda la mañana la madre y la abuela se descompensaron y fueron a centros asistenciales.

“Salió mi hija a buscar una esponja y lastimosamente tuvo el peor retorno a casa, hoy la estamos despidiendo, pido justicia para ella y espero que el culpable se arrepienta”, dijo la mamá en la parroquia María Auxiliadora.

“Que no se quede impune”, gritaba constantemente la abuela, como dejando una misión a la sociedad.

Dejá tu comentario