COTIZACIÓN
Compra
Venta
DÓLAR
G 6800
G 6900
PESO AR
G 20
G 30
REAL
G 1250
G 1310
PESO UY
G 150
G 200
EURO
G 7000
G 7500
YEN
G 40
G 60
clima
14.8º C

Actualidad

Policía fue herido en pleno torneo estudiantil

El policía fue alertado por los asistentes sobre un sujeto armado. Cuando le pidió la cédula, hubo un forcejeo. El autor huyó a la Argentina.

El policía Rosalino Acosta Caballero, personal de la subcomisaría 38, Colonia Lomas Valentinas, de Ñacunday (Alto Paraná) tuvo que ser llevado hasta el Centro de Salud de Mayor Otaño (Itapúa) para que le curen la herida que recibió mientras cumplía su servicio.

Según el informe policial, el viernes a las 20:30, Acosta estaba trabajando en la seguridad en un torneo de fútbol de salón organizado por los padres de una escuela local. En un momento, fue alertado por los asistentes sobre un sospechoso que estaba en la vereda del polideportivo con un cuchillo.

Con su camarada fue como para identificarlo, pero el sujeto se enfrentó a ellos. En el forcejeo, el sospechoso le provocó una herida profunda en el brazo derecho y luego corrió. Los uniformados realizaron disparos intimidatorios para altearlo, pero se escondió en un yuyal.

Varios detenidos

En un intenso rastrillaje en la zona, a las 02:30 fueron encontrados en un patio baldío, en las cercanías donde ocurrió el hecho, a cuatro hombres escondidos y quedaron detenidos por ayudar a escapar al supuesto autor, Arturo Monzón Acuña.

Ellos son los hermanos, Sergio Monzón Acuña (31), Carlos Monzón Acuña (36), sin cédula, Néstor Javier Cabrera (18), sin cédula, Leodán Martínez Monzón (18), también sin documento de identidad.

En su moto, Sergio llevó a Arturo hasta la frontera para que huyera hacia el lado argentino. Hasta el momento no se sabe su paradero.

Del poder de los Monzón se incautaron un cuchillo con mango de madera y con rastros de sangre, presumiblemente el utilizado en la riña, una escopeta y una moto.

El caso quedó a cargo del fiscal Cristian Rojas. Por fortuna, el suboficial herido ya fue dado de alta, informó la Policía Nacional.

Dejá tu comentario