Actualidad

Pezuña y Meia Noite: los sicarios de U$$ 20.000

Cayeron con camioneta robada y policía pilló el plan.

“¿Cuánto me cuesta matar a fulana? Pues, 20.000 dólares”, fue una de las tantas estremecedoras conversaciones que la Policía Nacional encontró en el celular de Rogelio Joel Bogado Gomez.

Bautizado como Pezuña en el Primer Comando Capital, aceptó ser parte de la conspiración más grande de su vida.

El blanco era una fiscal antidrogas de Posadas (Argentina), que llevaba el caso del temido narcosicario: Néstor Fabián, El Negro Rojas, de 54 años.

Pezuña cayó junto a Alfredo Portillo Achucarro, alias Meia Noite en Ciudad del Este el 11 de enero pasado, a bordo de una camioneta robada. “Se incautaron sus celulares y encontré los mensajes, un plan de matar a la fiscala”, comentó el comisario Juan García. Contó que a través de algunos conocidos en la Gendarmería argentina alertó a las autoridades del vecino país.

“Ellos (gendarmes) estaban muy interesados, incluso a los jueces de posadas les reforzaron la seguridad. Por los indicios, apuntaban a una fiscala, porque en los mensajes decían que vivía sola con su marido y que su marido ya es viejito”, relató García.

“Él (Bogado) les dijo que iba a hacer por 20.000 dólares porque sí o sí debían ir entre dos. Diez por cabeza”, señaló el comisario. El criminal había regresado a nuestro país luego de pasar años en una cárcel argentina, que abandonó en noviembre del año pasado. Durante diciembre y enero cometió varios ilícitos en nuestro país.

Bloqueados

No obstante, explicó que una vez que los teléfonos fueron al laboratorio forense para la extracción de los datos, se bloquearon y los detenidos dieron la contraseña.

“Los gendarmes querían los datos. Incluso, al no poder desbloquear acá enviaron sus técnicos de Buenos Aires pero tampoco pudieron”, apuntó.

Lo llamativo fue que el número remitente era de una cárcel de Candelaria, Misiones, pero era una línea usada por varios reos para comunicarse con familiares y abogados.

La sospecha recayó sobre El Negro Rojas, debido a que anteriormente orquestó otro fallido atentado contra un juez, pero la información nunca fue confirmada. La pandemia congeló las indagaciones del caso.

“Una peligrosa banda”

García comentó que tanto Pezuña como Meia Noite formaban parte de una grande y peligrosa organización criminal internacional, aparte de pertenecer al PCC. Roban autos, bancos y mataban a sueldo. Están ligados a varios casos.

10 líneas intervenidas

Diez celulares analizados por orden de la Justicia Federal en torno al caso. Incluso, la Gendarmería tradujo varias conversaciones en guaraní. Pero no se avanzó mucho en la investigación.

Dejá tu comentario