22 abr. 2024

Pareja cae con droga y hablan de extorsión

Polis de Ciudad del Este habrían pedido G. 1 millón a chofer de bolt. Los familiares detallaron el supuesto modus operandi.

05F01_45744159.jpg

Diego sigue preso en la comisaría, en tanto que a Gianela la dejaron en libertad.

La comisaría 23.ª del barrio Las Carmelitas de Ciudad del Este quedó desmantelada, después de que los uniformados fueran denunciados por extorsión en un hecho ocurrido el pasado sábado en horas de la noche.

Casi al mismo tiempo se llevaba a cabo un procedimiento similar por parte de efectivos de la subcomisaría 46 del barrio San Juan y los protagonistas aseguran que los agentes utilizaron un esquema extorsivo calcado al otro.

Diego Portillo Cáceres (29) y su novia Gianelia Quiroga (19) estaban trabajando con la plataforma Bolt. Alrededor de las 22:00 les cayó una solicitud por parte de una mujer. Ahí comenzó la pesadilla, dijo a EXTRA Rosa Trinidad, mamá de Gianela.

“Llegaron en el lugar que les marcó el GPS y mi yerno le dice a la clienta que viene con su pareja, en ese momento decide cancelar el viaje. Minutos después llegó un vehículo particular con dos policías adentro. Les sacan el celular y comienzan a revisar todo. Encontraron 26 gramos de marihuana, mi yerno reconoció que era suyo, para su consumo. En ese momento les pidieron G. 1 millón a cambio de no ir a la Fiscalía”, reveló la mujer.

¿Letradearon?

Al no tener el monto solicitado procedieron a detenerlos. El fiscal Manuel Rojas decretó la prisión preventiva del muchacho, en tanto que la joven fue liberada.

“No podemos denunciar nada porque no tenemos pruebas, es la palabra de ellos contra la de los policías. El procedimiento se hizo una cuadra más abajo de donde está una estación de servicio. Ahí había cámaras que quizá hubieran ayudado. Como les sacaron el celular, nada pudieron hacer. Uno de los policías llevó a mi yerno en el auto particular y el otro se encargó de llevar el vehículo”, agregó Trinidad. Rojas mencionó que ya se le realizó la prueba al joven para confirmar su adicción. “En ese caso la pena baja a 2 años de cárcel y en un procedimiento abreviado se puede solucionar, sobre el hecho de extorsión, no hubo denuncia alguna”, explicó.

Su hijo fue perseguido

“Ellos hacen lo que quieren solo porque tienen el uniforme. Yo tuve que mandarle a mi hijo a España porque estaba harta de pagar G. 300, 400, 500 mil”, señaló.

Ña Rosa explicó que su retoño Emilio Quiroga sufría de persecución por parte de los policías. “Como mi hijo es argentino, tenía una moto y no contaba con registro de conducir, eso aprovechaban para pedir dinero todo el tiempo. Hace tres años que mi hijo se fue porque tenía miedo que pase a mayores”, reveló. Lamentó que exista este tipo de prácticas. “No tenemos pruebas, pero en un 95 % estoy segura de que pidieron plata”, concluyó.

Prometen mano dura

El comisario Carlos Acosta, Jefe de Prevención de Alto Paraná, señaló que sus ta’yra realizaron el trabajo como corresponde. “Ellos hicieron el procedimiento correcto. Labrar acta e informe al Ministerio Público. El fiscal dispuso la detención e incautacion del vehículo de esta persona”, manifestó a EXTRA.

En tanto que aseguró que hasta el momento no se habla de más casos de extorsión y prometió mano dura contra policías corruptos. “Si los superiores nos enteramos, que no quepa dudas de que vamos a investigar y poner a disposición del Ministerio Público y Asuntos Internos”, dijo.