Extra

Actualidad

Paraguaya que iba en micro lloró ante gendarmes y reveló terrible caso

Tenían entre 25 y 28 años, originarias del departamento de Caaguazú y eran llevadas por Lilian Alcaraz (30), una mujer con doble nacionalidad que las hizo subir al colectivo que se dirigía a Chile. Cuando los gendarmes subieron a hacer un control de rutina, una de las chicas empezó a llorar y saltó la triste historia que sufrían las cuatro paraguayas.

“Hace tres días que nos están llevando”, relató entre lágrimas la mujer y reveló que en el micro iban otras tres más en su misma condición. Las demás confirmaron los hechos y apuntaron a la Alcaráz, quien fue detenida de inmediato. Ella tiene documento paraguayo y chileno. Y tiene una cómplice, otra paraguaya, que la esperaba en Chile.

Las cuatro compatriotas fueron incluidas en el Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Víctimas Damnificadas por el Delito de Trata, mientras en poder de la detenida se encontraron dos celulares que se están analizando para descubrir a sus posibles cómplices.

El procedimiento fue realizado el 12 de enero último, en un control en el kilómetro 1448 de la ruta 3, a la altura de la localidad de Trelew, en la Patagonia, a unos 2.500 kilómetros de Asunción. El destino final sería Puntarenas, Chile.

El comandante general Manuel Caraballo, a cargo de la región V de Gendarmería, con asiento en la ciudad de Bahía Blanca y jurisdicción en gran parte de la Patagonia, dijo que la banda opera de manera “organizada” y tendría numerosos integrantes.

“Reclutan a ciudadanas paraguayas en el departamento Caaguazú, Paraguay, las hacen ingresar en la Argentina, las retienen un tiempo en Buenos Aires y después las envían hacia el sur del país para cruzarlas a Chile, donde las explotan sexualmente en locales nocturnos de Punta Arenas”, agregó el jefe de Gendarmería.

“Una vez que están en Buenos Aires, las embarcan a Bahía Blanca, donde una persona de sexo femenino (por Alcaraz) aborda el colectivo y hace las veces de custodia o guía de las víctimas”, explicó también, según el sitio La Nueva.

01 trata paraguayas.jpg
Unos 4.000 kilómetros iban a recorrer las compatriotas para ser explotadas en el sur de Chile.
Unos 4.000 kilómetros iban a recorrer las compatriotas para ser explotadas en el sur de Chile.

Las paraguayas fueron captadas en Caaguazú con ofrecimiento de trabajos, supuestamente como domésticas, costureras, mozas de restaurant u otros empleos en el sur de Argentina y Chile.

“La mayoría de las víctimas de trata de personas internacional es captada por alguien de su comunidad, generalmente una mujer”, señaló Caraballo.

Lilian Alcaraz, quien residía en Bahía Blanca y decía ser ama de casa, está presa en una cárcel de Chubut. Registra montón de viajes entre Chile y Argentina. Si bien no tiene antecedentes penales en Argentina, Chile y Paraguay, en el 2004 se le había iniciado una causa por lesiones y amenazas, añade la prensa del vecino país.

La Gendarmería exploró páginas web de damas de compañía en Bahia Blanca y “surgieron conexiones con ciudadanas paraguayas a quienes traen a esta zona para prostituirlas (…) Son víctimas de trata y se las publica en estas páginas de escorts con nombres ficticios”, dijo Caraballo.

Bahía Blanca fue señalada en el pasado como “la capital de la trata de personas” por aparecer siempre vinculada a este tipo de casos.

Dejá tu comentario