Actualidad

Paraguaya fue sedada tras salir de prisión en España

Autoridades confirmaron que es inocente. Familia está con mucho miedo, aseguró el hermano.

Fany del Pilar Sosa Benítez salió de su celda y lo primero que hizo fue abrazar a su hermana. Cargaba en los ojos pesadas bolsas, producto de las noches sin dormir y las lágrimas que derramó durante los días que aguantó tras las rejas.

“Mi hermana se fue a buscarle y le llevó para que descanse. Ahora está sedada”, contó su hermano L., quien se encuentra en nuestro país.

La paraguaya de 38 años fue liberada ayer alrededor de las 19:00, hora española (13:00 paraguaya). Su encierro se revocó al comprobarse que nada tenía que ver con los 22 kilos de cocaína que había en su maleta, detectada en el aeropuerto de Madrid el domingo.

“Las autoridades españolas solicitaron información de cómo avanzó la investigación acá. Les facilitamos que se obtuvieron copias de circuitos cerrados donde se ve que ella embarcó una maleta que no tenía adherida calcomanía alguna ni etiqueta y ellos ordenaron su libertad”, declaró la fiscala Lorena Ledesma.

Le plantaron

Desde un principio, la familia de Fany dijo que le plantaron la droga y ayer, tras la inspección de más de un centenar de cámaras, se confirmó que se le puso en el equipaje.

Luego de una minuciosa inspección en toda la extensión del aeropuerto Silvio Pettirossi, descubrieron en el cielo raso de uno de los baños el lugar donde escondían la droga. Allí podían almacenar hasta 100 kilos.

La fiscala refirió a EXTRA que investigarán si existen otros destinos a los cuales se hacían envíos a través de este sistema bastante llamativo.

Explicó que el esquema consistía en mandar el paquete mediante valijas ajenas. Cargaban el “purete” en nuestro país y enviaban con distintivos para que en el aeropuerto receptor las agarren antes que el dueño. En este caso, debían interceptar la maleta con los stickers y el candado. Pero la policía española ya sabía de su existencia.

Familia de la chica está con miedo

“Fueron días horribles para toda la familia. Estamos con mucho miedo, esperamos que se haga justicia. Si no era mi hermana, podía ser cualquiera”, expresó su mencionado pariente. Contó que Fany vive desde hace casi 15 años en Europa y su mamá desde hace 18. Lamentó que el lunes debía regresar a su laburo pero no se presentó, por lo que temen que vaya a perderlo por toda esta situación.

Dejá tu comentario