Extra

Actualidad

OMS pide sacar el cannabis de la lista de drogas peligrosas

Desde 1961 está entre las sustancias más controladas. Sin embargo, el cannabis, principal componente activo de la marihuana, podría tener algún valor terapéutico en epilepsia y otros similares.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió reclasificar el cannabis a fin de que sea sacado de la lista de drogas peligrosas, lo que será probablemente será votado en la cumbre de Austria (Viena), el mes próximo. El cannabidiol es uno de los principales componentes activos de la marihuana.

En las últimas seis décadas, el cannabis permaneció en la lista IV, en la misma categoría que la heroína por ejemplo, que es la más controlada. Ahora, la propuesta es que pase a la lista I, porque dejó de ser considerado peligroso.

Actualmente se plantea su valor terapéutico para varias enfermedades como por ejemplo las convulsiones causadas por la epilepsia y otras similares. De mantenerse el cannabis en la lista de drogas peligrosas “restringiría gravemente el acceso y la investigación sobre posibles terapias derivadas de la planta”, según publicó el diario Clarín de Buenos Aires.

El 24 de enero de este último, el propio director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus envió una nota al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, donde ya sugería retirar el cannabis del listado de sustancias peligrosas. Y ya un año antes, la OMS sugería que el cannabidiol no sea catalogado como droga.

El argumento de la OMS decía que la reciente evidencia de estudios en animales y humanos “muestra que el uso del cannabidiol podría tener algún valor terapéutico” para los casos de epilepsia y otros.

Guterres fue justamente el primer ministro de Portugal que había llevado adelante una política de despenalización de la posesión de drogas, medida que promocionó en un discurso ante la propia comisión de Estupefacientes de la ONU en el 2018.

La OMS intentará que la propuesta sea votada en 62° Periodo de Sesiones de Naciones Unidas a realizarse entre el 14 al 22 de marzo de este año en la capital austríaca.

Dejá tu comentario