Actualidad

Negra, la perrita herida en el tremendo choque al surtidor

Joven se estrelló contra tanques de combustible. La mascota tuvo un "accidente laboral", ayer estaba de reposo.

Como en todas las madrugadas desde hacía 3 años, la perrita “Negra”, acompañaba a sus dueños, los playeros de la estación de servicios Copetrol de la calle Coronel Oviedo, casi Luis Alberto de Herrera, de Luque.

Era como la 1 de la mañana de ayer cuando un Toyota, Allión, manejado por María José Cardozo Cabral, de 29 años, se les vino prácticamente encima a todos en el surtidor. El vehículo arrastró dos bombas de combustibles y luego comenzó a prenderse, pero gracias a la reacción de los playeros, no explotó el lugar.

Pronto, los muchachos se dieron cuenta que Negra estaba tirada y lloraba de dolor.

“Podría ser el auto o los pedazos de distintas cosas que volaron y la golpearon”, dijo Óscar Morales, uno de los playeros.

Para el joven y sus compañeros, la perrita es una compañera de trabajo más.

Vino y se quedó

Óscar comentó que hace tres años, le perrita llegó y le dieron de comer algunas cosas que tenían y se quedó. “Ella era demasiado cariñosa, y fue como si nos conocía a todos desde siempre. La adoptamos, y así se convirtió en nuestra compañera”, recordó.

Guardiana

Negra sabe que el horario nocturno es peligroso, entonces a esa hora hace su vigilancia más ñarõ.

“Viene, se sienta o acuesta a nuestro lado y si ve que se acercan algunos adictos, ya se para y se va hacia ellos para mantenerlos alejados, es como si sabe que tiene que protegernos”, comentó el muchacho.

De día van muchas personas a formar filas para sacar plata del cajero y ella enseguida sale y se coloca al costado de ellas. Vigila cada movimiento.

El muchacho comentó que tanto es el cariño que le tienen a la perrita que le mandaron a hacer un uniforme con los colores de la empresa.

“Ese uniforme le ponemos en el invierno para que no pase frío”, comentó.

Después del terrible accidente, Negra tiene reposo médico.

“Vamos a esperar que ella se recupere de sus golpes, ya la vio un veterinario”, agregó Óscar. Por el momento Negra está en un lugar especial en el surtidor, es cuidada y a veces se queja porque le duele su naná.

Dejá tu comentario