Actualidad

MURIÓ LIZ: su sueño era recibirse y comprarle una casa a su mamá

La joven de 23 años estaba en el último año de Ingeniería en Informática. En el celular que intentaron robarle estaba guardada su tesis. Ayer tuvo un paro.

Su corazón dejó de latir. Luego de una semana de luchar por su vida, Liz Vera, de 23 años, la joven que cayó del micro tratando de perseguir a un ladrón que le robó el celular, falleció ayer a la tarde.

Liz estaba muy grave, se había golpeado la cabeza por el asfalto y tuvieron que operarla. Los doctores le daban pocas probabilidades de vida, incluso le dijeron a la madre que se prepare para lo peor porque no pasaría la noche del sábado, según contó Adriana Arzamendia, su mejor amiga.

Estaba muy grave y ya no reaccionaba

La joven mencionó que la familia de Liz estaba emocionada porque no se cumplió el pronóstico, tenían esperanzas de que la joven despierte nuevamente, pero eso no ocurrió. “Desde ayer que ella no respondía a nada, se le bajaba la presión. Justo su mamá se fue para almorzar y descansar un rato, le llama el doctor Saldívar, y le dicen que Liz ya no daba”, dijo.

No pudo cumplir

Liz estaba en el último año de la carrera de Ingeniería en Informática en la UNA de Itá, en donde también vivía y trabajaba como costurera.

El día de la tragedia

El domingo 5 de septiembre, Liz venía de Itá para visitar a su mamá.

Un ladrón le arrebató su celular y ella se lanzó del colectivo en movimiento y cae. Dentro de su móvil estaba la copia de su tesis, era su sacrificio, su futuro. Su cabeza da de pleno contra el asfalto. El chofer ni la auxilió, fue la gente que trató de socorrerla.

Arzamendia contó que Liz tenía un sueño. "El sueño de Liz era recibirse y comprarle una casa a su mamá", recordó la joven.

Su familia es de la ciudad de Yuty (Caazapá) y su madre trabaja como empleada doméstica en Asunción, por esa razón es que Liz quería darle una mejor calidad de vida a la mujer que le dio la vida. Por este hecho están imputados Pablo Daniel Corvalán, quien le robó el celu y el chofer Édgar Alfonzo Rotela por omisión de auxilio.

El caso ocurrió en Fernando de la Mora (Mariscal Estigarribia y Corrales). Venía en un micro de “Paraguarí SRL.”

Basta ya de violencia, pidió el doctor Saldívar

El doctor Agustín Saldívar, director del Hospital de Trauma, tras la muerte de Liz, pidió que paren con la violencia y la inseguridad ¡Basta ya de violencia! dijo en sus redes sociales. “Liz Vera, 23 años, víctima de una sociedad que tiene asimetrías, ella dentro de la humildad y pobreza luchó por un título profesional, otros te arrebatan la vida misma. Perdón joven Liz Vera QEPD y que tus padres encuentren el consuelo en Dios y la Familia” expresó. Ayer le hicieron pollada, pero Liz no aguantó más.

Otra pasajera tuvo triste fin

Falleció luego de golpearse dentro de un micro.

5700de50-7aae-4b03-9433-e34c59cc8c86.jpg
  Juana Acosta Palacios.

Juana Acosta Palacios.

Eran cerca de las 7:00 del viernes 6 de agosto, cuando Juana Beatriz Acosta Palacios (35) bajó del micro de la Línea 12 para ir al trabajo, era una guapa limpiadora.

Caminó unas cinco cuadras hasta llegar al Mercado 4 de Asunción, pero comenzó a sentirse mal y le encontró a una amiga a quien le dijo que se golpeó muy fuerte el estómago porque el chofer frenó de golpe cuando se iba a bajar.

Había caído sobre uno de los asientos y sobre ella también cayó un pasajero, según su versión. Minutos después, Juana perdió el conocimiento. Tuvo una hemorragia interna y luego de 36 días de luchar por su vida, falleció el sábado último a causa de un paro cardiaco.

César Acosta, su hermano, dijo a EXTRA que la empresa no se hizo responsable, pero desde la Línea 12 manifestaron que la joven no se accidentó dentro del micro. Juana deja dos niños huérfanos.

Dejá tu comentario