Extra

Actualidad

Mujer habría sido abusada y estrangulada con su cadenilla

Encontraron junto a su cuerpo su celular, una foto y un número de teléfono por un papelito. La Fiscalía investiga. Ocurrió en Pedro Juan Caballero.

Caía la tarde del viernes, un fuerte olor que provenía de una vivienda abandonada alertó a los vecinos del barrio San Juan Neuman, de Pedro Juan Caballero, Amambay. En una de las piezas, yacía inerte e irreconocible una joven.

Era A. R. N. una mujer de 35 años que había sido asesinada. El macabro hallazgo movilizó a los agentes de la Subcomisaría 04 y funcionarios del Ministerio Público quienes lograron identificarla a través de sus huellas dactilares.

Pero la escena es aún más aterradora. La víctima estaba con las piernas flexionadas y semi desnuda. A un costado de su cuerpo estaba su short y al otro, su ropa interior, por lo que se cree que habría sido abusada.

“Se presume que fue víctima de un abuso sexual, teniendo en cuenta la forma en que fue hallada”, contó a EXTRA la fiscala Sandra Díaz, quien investiga el caso.

6 a 14 días: Según el médico forense Marcos Prieto, la víctima llevaba muerta entre 6 a 14 días, no presenta heridas de armas ni golpes. Estaba en estado de descomposición.

La representante del Ministerio Público mencionó que del sitio fueron levantadas varias evidencias y que los vecinos podrían ser interrogados. “Estamos tratando de identificar a los dueños de las casas que están pegadas para llamarlos a testificar, por si vieron algo”, agregó al momento de contar que aún no hay ningún sospechoso del terrible crimen.

El médico forense Marcos Prieto, determinó como probable causa de muerte asfixia mecánica por estrangulamiento, presumiblemente con una cadena. “No tiene heridas producidas por arma blanca ni de fuego, tampoco contusiones, sí se nota una marca en el cuello causada por una cadenilla que usa”, dijo a radio Sin Fronteras.

Nadie reclamó su cuerpo: La fiscala reveló que hasta el momento ningún familiar ni conocido se presentó para reclamar el cuerpo. Piden ayuda para ubicarla y darle cristiana sepultura.

Hasta el momento el caso está caratulado como Homicidio Doloso, pero la Fiscalía no descarta un feminicidio.

Al término de esta edición, ningún familiar se presentó a reclamar su cuerpo, por lo que la fallecida continúa en la morgue del hospital regional.

Importantes evidencias

Sandra Díaz, la fiscala del caso, comentó a EXTRA que del lugar fueron levantadas varias evidencias que podrían aportar datos a la investigación. “Encontramos un celular pequeño que sería de la víctima, una fotografía de militares con una inscripción al dorso de fecha 1997, más o menos. Esta foto pudo estar nomás en esa casa abandonada”, aclaró.

Dijo además que se halló una remera roja y la ropa interior de la chica con unas manchas, que presumen podría ser semen, aunque por los días que lleva sin vida puede que ya no puedan extraer la muestra.

Un papel con un número de teléfono también encontraron. “El número supuestamente pertenece a N. N., un hombre que sería su pariente, quizás lo anotó para no olvidar”, agregó. El teléfono apuntado permanece apagado.

Dejá tu comentario