Actualidad

Miembro de comité de Ética de la APF acusado de golpear a empleado

Protagonistas formularon denuncia cruzada en sede de la comisaría 3ra Metropolitana.

Un after office que debió haber sido un momento de relajo entre compañeros de trabajo acabó de la manera más inesperada para un joven de 23 años. Fernando Ferreira compartía tragos con su jefe, Luis Fernando Ayala Bóveda, y cinco compañeros más de laburo, en el interior del Estudio Jurídico Gubetich Mojoli, situado entre las calles España y Rosa Peña, en Asunción.

En un momento dado, Ayala Bóveda, empezó a desafiar a "moquete" a Ferreira y, ante su negativa, no cesó con su insistencia, solicitando que sea su "sparring" (oponente), según una de las denuncias. En un momento dado, este se acercó hasta su tocayo y sin mediar palabras le aplicó un puñetazo en la cara.

El golpe lo llevó directo al suelo y desde allí su jefe empezó a golpearlo en distintas partes del cuerpo, según Ferreira, quien acabó con un ojo morado, la boca rota y la frente hinchada.

El denunciante relató además, que sus cinco compañeros ni siquiera atinaron a defenderlo. Es más, intentaron calmarlo a él para que "se siente y tranquilice", relató.

El muchacho, finalmente, salió del lugar y caminó hasta una estación de servicios, donde pidió auxilio a un playero, que dio aviso al 911. Minutos más tarde acudieron al sitio agentes policiales quienes lo trasladaron hasta el hospital del Trauma, donde fue atendido.

Ayala Bóveda es miembro del comité de Ética de al Asociación Paraguaya de Fútbol. Justamente fue él, quien firmó la citación a Marco Trovato para que rinda cuentas sobre las denuncias que pesaban en su contra en torno a supuestas apuestas deportivas, en las que se vio involucrado.

Ferrreira formuló su denuncia en sede de la comisaría tercera Metropolitana.

La otra campana

Por otra parte, Luis Ayala también hizo su denuncia y afirmó que la víctima fue él. Sostuvo que estando entre sus compañeros "en forma inesperada Fernando Ferreira me agredió, propinándome golpes de puño en la cara y afectando el ojo derecho, ocasionándome un gran hematoma (conforme consta en diagnóstico médico y fotografías), por lo cual, me defendí y luego fuimos separados por compañeros de trabajo". Aquí, la denuncia de Ayala:

WhatsApp Image 2020-07-17 at 17.17.18.jpeg

Dejá tu comentario