Extra

Actualidad

"Mi hermana ya sabía lo que le iba a pasar"

"Mathías Lisandro Sánchez vino para matarme", gritó ensangrentada Lilian Celeste Ayala Ruiz, mientras corría con un arma blanca en la mano su atacante, en la noche del viernes. Su ex fingió ser cliente en el motel donde ella trabajaba y la mató.

Ella avanzó 50 metros y cayó desvanecida en el suelo, tras ser acuchillada. Horas después, en el Hospital de Ñemby, se convertía en una nueva víctima de feminicidio.

Días antes, Ayala compartía en su estado de redes sociales alegres fotos con su nueva pareja. Hizo esto sin haber bloqueado o eliminado de su lista de seguidores a su ex, quien se remordía de odio al verla feliz con otro.

Según una compañera de trabajo de la mujer, Sánchez fue al motel Venus de Ñemby, donde ella trabajaba, se hizo pasar por cliente, pidió una cerveza y, cuando Lilian abrió la puerta para entregarle la bebida, él le propinó cuatro puñaladas, quitándole la vida. Cuatro días antes, el hombre la había buscado en la casa de sus padres y no la encontró.

Quizás ya tenía en mente sus oscuras intenciones, porque la tenía amenazada, dijo su hermano Jorge Ayala. “Contó que hace 15 días fue la última vez que Lilian fue a visitarlo a Escobar, Paraguarí, donde él trabaja como albañil. Allí tuvieron una fuerte discusión. Mi hermana ya no lo visitaba desde hacía 4 meses”, dijo el familiar.

La mujer terminó con una relación de cuatro años; sin hijos, con Sánchez. La suegra le prohibió al muchacho llegar a la casa porque constantemente molestaba por celular por cuestiones de pareja. La tía de Lilian es la dueña del motel donde ella falleció.

Un presentimiento

La víctima dejó huérfana a una niña de 11 años, fruto de una relación con un hombre. “Es difícil saber que algo como esto está por pasar, pero creo que las mujeres saben, presienten cuando les va a pasar algo, porque mi hermana sabía lo que le iba a pasar. A mi hermano le dijo que le encargaba a su hija, le llamó a su papá a encargarle a su hija, que le cuide y no le desampare”, mencionó Jorge; haciendo fuerzas para no llorar.

“El tipo era luego un bandido’i, ya habían terminado y porque se puso celoso habrá hecho esto”, afirmó José Ayala, tío de la finada.

El velatorio fue ayer en la vivienda de la mujer. El fiscal Guillermo Sanabria investiga el caso.

Suman 41 feminicidios en el año

Es el cuarto feminicidio del mes

El primero fue el 4 de septiembre. Mario Barrios asesinó a su exesposa Lidia Rosa Pérez y se autoeliminó.

El segundo fue el de Liz Colmán Villagra, residente en Madrid, quien el 17 de este mes, frente a sus hijos de 8 y 10 años, fue asesinada por parte de su pareja ecuatoriana.

En Capitán Bado, Amambay, Teresa Mareco, fue asesinada por órdenes de su expareja. Así se registran en lo que va del año 41 casos de feminicidio.

Dejá tu comentario