Extra

Actualidad

Mataron a golpes a un joven luego de un partido de vóley

Un partido de vóley terminó en tragedia el domingo, cuando una pandilla acabó con la vida de Nery Daniel Ferreira, de 24 años, en el asentamiento San Benito de Itá.

Un partido de vóley terminó en tragedia el domingo, cuando una pandilla acabó con la vida de Nery Daniel Ferreira, de 24 años, en el asentamiento San Benito de Itá.

El crimen ocurrió aproximadamente a las 19:00. El ahora fallecido y un grupo de hombres mantuvieron una fuerte discusión en una plaza, durante un partido de vóley. Cuando el joven decidió retirarse e ir a su casa, los otros lo siguieron y comenzaron a golpearlo, a pocos metros de donde estaban jugando.

Los desesperados gritos de auxilio alertaron a los vecinos. Patricia Antonia González salió a ver lo que ocurría y encontró a Nery tendido y ensangrentado en la vereda de la casa de enfrente, mientras un grupo de lugareños salía corriendo. La mujer pidió ayuda a la presidenta del asentamiento, Rosi Ozuna, para llevarlo hasta el hospital de Itá, donde ya llegó sin signos de vida.

Un familiar de la víctima dio aviso a la policía de lo que había ocurrido. Un poblador acompañó a los intervinientes para identificar a los sospechosos del crimen, quienes fueron reconocidos por otros testigos.

Fueron detenidos Joel Caballero Paredes (18), Willian De Jesús Ocampos Fleitas (18), Jorge Daniel Acosta Ortiz (26) y Blas Alfonso Colmán Leiva (22), todos vecinos del asentamiento, quienes no se resistieron al procedimiento.

Investigan el caso

Intervino en la causa el fiscal Humberto Houdin, quien ordenó la detención de los sospechosos en la comisaría local y que se les haga la prueba de alcotest, a la que todos dieron positivo. Los ahora procesados fueron llamados a declarar ayer, para proseguir con la investigación del caso. Se convocó a personal de Criminalística para que pueda determinarse la causa de la muerte del joven, por medio de una autopsia.

Según el jefe de la Comisaría 12 Central, Flavio Sanabria, el muchacho recibió golpes de puño, puntapiés e incluso pedradas. Sanabria contó que las diferencias entre los jóvenes ya eran de hace un tiempo.

Temas

Dejá tu comentario