Extra
Destacados

Actualidad

Los 4 candidatos paraguayos a convertirse en santos

Embed
chiquitunga

Chiquitunga Guggiari

María Felicia de Jesús Sacramentado Guggiari Echeverría. El proceso está bastante adelantado y es el más cercano a la beatificación. Actualmente, se encuentra en el grado de “Venerable”. El 28 de abril de 1959 falleció. Desde entonces, cada 28 del mes se realiza una misa en su honor. Se encuentra en proceso de beatificación desde 1997 a cargo del hermano Restituto Palmero.

Embed
pa'i julio

Pa'i Julio

El Pa'i Julio César Duarte Ortellado nació en Caazapá en 1906, pero actualmente, la causa de beatificación es impulsada por las diócesis de Carapeguá y Villarrica. El sacerdote lleva también un proceso adelantado y logró escalar al grado de "Siervo de Dios". El 4 de julio se realizará una misa por el aniversario 74 de la muerte de Ortellado. El cura Osmar López es el encargado de la comisión por su santificación.

Embed
monseñor bogarin

Obispo de Misiones

Monseñor Ramón Bogarín, primer obispo por la Diócesis de Misiones y Ñeembucú, fue propuesto para ser santo por los miembros de las Ligas Agrarias Cristianas y una delegación del Centro Sanjuanino del departamento. En septiembre se cumplirán 41 años de su fallecimiento. Monseñor Mario M. Medina aseguró que Bogarín hizo muchos milagros que servirán para ser enviados al Vaticano.

Embed
santa piche

Hermana Piché

Encarnacenos lamentaron que el proceso para la canonización de María Florencia Domínguez Netto se encuentre estancado. Pero Pilar Brítez, encargada de la comisión de santificación, indicó que se encuentran en la lucha de lograr avanzar en el proceso. Piché, laica consagrada que durante medio siglo, sufrió una parálisis total que la retuvo en su lecho de enferma, vivió postrada en la cama durante toda su vida.

“Estaba muy enfermo. Tuve una hemorragia cerebral y, cuando iba a viajar a Argentina para realizarme un estudio, puse su foto por mi pecho y le recé. Me curé. La herida sanó sola”, relató don Jorge Rivas (80), médico de María Florencia Domínguez Netto, “Piché”, una encarnacena a quien el doctor ya considera una “santa”. Eso sí, aún faltan algunos procesos para que puedan llamarla como tal.

Al igual que “Piché”, otros tres importantes personajes paraguayos de la fe popular están a punto de alcanzar estar en los altares como lo manda el papado. “Al acto precede un verdadero proceso judicial de los más rigurosos que existen en el mundo. El procedimiento consta de 41 pasos, que se realizan tanto a nivel local como en el Vaticano y cuya realización que puede durar décadas”, reza un fragmento del Derecho Canónico, que es la ciencia que regula jurídicamente el proceso que lleva a declarar que un fiel ha alcanzado la santidad.

Según la Iglesia Católica, el candidato al altar en primer término es declarado "Siervo de Dios", luego debe superar los estados de “Venerable”, “Beato” y la última etapa es la “Canonización”.