04 mar. 2024

Le dispararon en la nalga cuando salía de un cumpleaños

Agentes de Lince fueron en busca de los autores, pero les rodearon los familiares, que los agredieron e intentaron sacarles sus armas.

detenido (4).jpg

Los autores atacaron a la víctima cuando salía de un cumpleaños, uno de los detenidos fue herido en el brazo.

Luego de participar de un cumpleaños, Francisco Javier Bogado salió de una casa en el barrio San Jorge de Villa Hayes para ir a su vivienda en el barrio Ciudad Nueva, pero apenas algunos metros caminó hasta que fue interceptado por dos hombres que estaban a bordo de una moto.

Él los reconoció rápidamente, pero no pudo escapar del ataque. Uno de los hombres bajó con un revólver en mano y sin mediar palabras le disparó a traición, por la espalda. El tiro le dio en la nalga. Inmediatamente bajó el otro ocupante de la moto, desenfundó un machetillo y le atacó intentando machetearle el pecho, pero le causó una herida en el pie izquierdo.

Los autores fueron identificados por la víctima como los hermanos Joel Rubén, alias Joselo, de 24 años, y Juliano Miguel Román Meza, alias Yulico, de 21 años. Este último con antecedentes por hurto y reducción del año 2017.

Alertados sobre lo ocurrido a través del Sistema 911, los oficiales David Mendoza y Guillermo Orué llegaron hasta la zona, donde auxiliaron a la víctima y posteriormente fueron en busca de los autores, a quienes encontraron a pocas cuadras del hospital regional.

Cuando vio que los policías seguían a la moto, Joel Rubén sacó su arma y empezó a disparar contra ellos.

Los efectivos iniciaron una persecución que acabó en la casa de los sindicados, donde los padres y otros familiares intentaron evitar su detención. Cuatro mujeres empezaron a agredir al personal rompiendo el chaleco reflectivo de Mendoza.

Los padres incluso intentaron desarmar a los policías intentando evitar la detención de los dos muchachos, quedando solo aprehendido Juliano, quien fue herido en el brazo durante la persecución y tuvo que ser auxiliado por los policías al hospital regional, donde fue atendido y, además, fue sometido a la prueba de parafina.

El hecho fue comunicado al fiscal de turno Irán Suárez.