Actualidad

La "Empanada Mercosur" que es furor en Lambaré

Desde hace 40 años mantiene su sabor emblemático. Vendedor se hizo popular y querido en la ciudad.

Una de las paradas obligatorias en Lambaré para comer ricas empanadas caseras es la Plaza Alicia Lynch.

Allí, en un rinconcito, desde muy temprano se encuentra apostado Estanislao Giménez. Lo hace acompañado de su infaltable canastito de mimbre, cargado de humeantes empanadas que invitan a uno a querer llevar el cesto completo.

Cuestan G. 2.500 e incluye un pan calentito

El sabor tiene su “sello de garantía”, pues desde hace 40 años, don Taní deleita a los clientes con sus tradicionales “Empanadas Mercosur”.

¿Por qué Mercosur? A la masa le agrega harina argentina, manteca brasileña y, para el relleno, carga una generosa cantidad de carne paraguaya.

El trabajador de 72 años se convirtió en un personaje popular en la ciudad. Muchos de los que pasan por la avenida Cacique Lambaré no llegan a su destino sin llevarse entre cuatro a cinco empas crujientes de carne, acompañadas por un delicioso pan.

En la década del 80, don Taní inició su pequeño negocio, primeramente con la venta de zapatos. Como este rubro fue a pique, optó por el de la comida rápida y le fue bastante bien.

Compañera de vida

La que le pone sazón a las empanadas es doña Elvira Ovelar. Su esposa y compañera de 80 años es la que prepara con amor la masa casera y sigue manteniendo el mismo sabor desde hace 4 décadas.

“El sabor no se cambia porque, si cambia el sabor, se pierde la clientela”, dijo el lugareño.

Don Taní es reconocido no solamente por sus vecinos sino también por personas de ciudades aledañas como un buen hombre.

El precio de sus productos es de G. 2.500 cada uno y, para los trabajadores más humildes, el señor les vende solo a a G. 2.000’i.

Dejá tu comentario