Actualidad

Iglesia celebra hoy el día de los Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael

Quizás San Miguel sea el más popular de los tres. Se lo representa como soldado del cielo.

Cada 29 de setiembre se celebra a los Santos Arcángeles Miguel, Rafael y Gabriel, los cuales aparecen en la Biblia.

En la fe católica, capaz San Miguel sea el más popular y en el arte se lo representa con el traje de guerrero o de soldado centurión. Es conquistador de Lucifer (el demonio), poniendo su pie sobre la cabeza del enemigo infernal, amenazándole con su espada, traspasándolo con su lanza, o listo para encadenarlo para siempre en el abismo.

Nota relacionada: Colorados y liberales unidos por San Miguel

“No es que le mata al diablo. Es una representación de lucha contra el mal y vence. A él acuden los que tengan alguna batalla en la vida”, contó a EXTRA el pa’i Gustavo Acosta, de la parroquia que lleva el nombre de este Príncipe de la Milicia Celestial, como también se lo conoce.

“Miguel” en hebreo significa “¿Quién como Dios?”. “Rafael” quiere decir “Medicina de Dios” o “Dios ha obrado la salud”. San Rafael es el arcángel amigo de los caminantes y médico de los enfermos. Y “Gabriel” significa “Fortaleza de Dios”. A San Gabriel se le había encomendado la misión de anunciarle a la Virgen María que sería la madre del Jesús.

Oración a San Miguel

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y acechanzas del demonio. Que Dios manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica. Y tú, oh Príncipe de la Milicia Celestial, con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás, y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.

Creada por el Papa León XIII

Oración a San Gabriel

Oh glorioso Arcángel San Gabriel, llamado fortaleza de Dios, príncipe excelentísimo entre los espíritus angélicos, embajador del Altísimo, que mereciste ser escogido para anunciar a la Santísima Virgen la Encarnación de divino Verbo en sus purísimas entrañas: yo te suplico tengas a bien rogar a Dios por mí, miserable pecador, para que conociendo y adorando este inefable misterio, logre gozar el fruto de la divina redención en la gloria celestial. Amén.

(Padrenuestro)

Compilado por: José Gálvez Krüger

Oración a San Rafael

Oh poderoso Príncipe de la gloria San Rafael, llamado medicina de Dios, salud de los enfermos, luz de los ciegos, guía de caminantes, protector de la limosna, del ayuno y de la oración: por aquella caridad con que acompañaste al joven Tobías, te pido, oh glorioso protector mío, me libres de todos los males y peligros, y me acompañes en la peregrinación de esta vida mortal, para llegar felizmente a puerto de salvación en la eterna.

(Padrenuestro)

Compilado por: José Gálvez Krüger

Dejá tu comentario