23 feb. 2024

Hasta el capellán le escribió por una foto de Tinder y escrachó al rollo

Creadora de contenido sugiere cuidarse de perfiles falsos y los muy churros. En redes sociales hablaron de las conductas más “extrañas”.

perfiles-tinder.jpg

Las descripciones de perfiles sorprendieron a la joven pastelera. Uno dijo ser “adulto lactante”. Otro dijo ser casado.

Gentileza

Muchas personas recurren a aplicaciones como Tinder para conocer gente y, ¿por qué no?, encontrar el amor, pero esto sería más difícil de lo que parece, según las mujeres.

La conocida pastelera Rita Fernández enumeró, tanto en TikTok como en X (ex Twitter), las cosas insólitas que le sucedieron en pocos meses y causó revuelo total.

El religioso

Un capellán evangélico le escribió al Instagram, diciéndole que había visto su foto en Tinder y le ofreció “ayuda psicológica” por el hecho de tener tatuajes. Hasta le invitó a ir a su iglesia. “¿Qué hace un capellán ahí”, señaló Rita.

Los misteriosos

En dos ocasiones descubrió a hombres utilizando imágenes sacadas de Internet. Ella recomendó “googlear las fotos de los que son sospechosamente churros”.

Los zafados

Están los sujetos que envían fotos de sus miembros sin permiso, o que les piden a las chicas mostrar sus pechos o nalgas. También le sucedió eso.

Llovieron casos

Una joven veterinaria contó que un muchacho hizo match con ella, pero solo para sacarle provecho. Tras obtener un descuento en la vacuna para su perrito, el hombre se borró.

Otra respuesta decía: “Hay peores... hombres con novia o esposa”.

“Yo hice match con uno una vez y me contó que su abuela acaba de fallecer”, recordó una chica.

“La idea es conocer gente; si la conversación fluye, deciden verse... si se ven y sigue fluyendo, pasan más cosas... Pero la mayoría quiere evitar ese proceso y ahí entra la macanada otra vez”, dijo Rita Fernández. Sugirió, además, no facilitar la cuenta de Instagram.