Extra

Actualidad

Feminicidio: la mató a martillazos y luego se quitó la vida

El hecho ocurrió en Maracaná, Canindeyú; el autor dejó una carta al pie de la cama.

El silencioso ambiente en la casa de Basilio Vargas Bogado llamó la atención de sus vecinos, pues el hombre de 38 años acostumbraba a despertar con los primeros rayos del sol, afirmaron. “Alrededor de las 23:00 de ayer fue la última vez que el vecino le vio orinando al costado de su casa”, contó el comisario Luis Bordón, jefe de la comisaría de Maracaná (Canindeyú).

Al notar que ni él ni su mujer se habían levantado, decidió asomarse a la ventana y allí se encontró con una horrible escena: en medio de un charco de sangre, ambos estaban muertos.

Asustado, el vecino dio aviso a la Policía y raudamente agentes de la comisaría jurisdiccional se trasladaron hasta Sexto encuadre Primera Línea de Marcaná, donde confirmaron el escalofriante hecho.

"Recibimos el aviso a las 7:00 de la mañana. Había un martillo encima de la mujer y un cuchillo entre ambos”, contó el uniformado, afirmando que aparentemente Vargas Bogado primero atacó a martillazos a su mujer y luego se suicidó con el arma blanca. La primera víctima fatal fue Clemencia Rojas Cañete, de 29 años.

El jefe policial afirmó que el hombre dejó una carta, a la mitad de un cuaderno abierto, al pie de la cama. Escribió que “era la mujer de mi vida y no la iba a dejar para otro”. Además, pidió que se le avise a su hija “Yessica”.

En estos momentos, la Policía continúa en el sitio con el procedimiento de rigor. El hecho fue comunicado al fiscal de turno.

Dejá tu comentario