25 may. 2024

“Estaba muy ansiosa y el whisky con energizante acelera el corazón”

Cumpleañera habría muerto por intoxicación aguda alcohólica. Novio relató qué ocurrió horas antes.

joven-fallecida.jpg

Desde la policía alegan que el hospital no comunicó sobre la muerte de Luana Fernández.

Facebook

“Me duele la cabeza”, fueron las últimas palabras de Luana Fernández, minutos antes de morir por intoxicación aguda alcohólica en el Hospital de Presidente Franco (Alto Paraná). Eso dice en su certificado de defunción.

El martes pasado cumplió 20 años, pero decidió festejar el aniversario el fin de semana en una discoteca en Ciudad del Este.

Su novio Micael Ortiz (20) y ella idearon un plan para ir hasta el local nocturno donde se verían con sus compañeros del 3er año de Enfermería. Todo fue a escondidas de la madre, según contó.

“Yo le dije para que le cuente, pero ella no quería porque no le iba a dejar. El sábado planeamos y nos fuimos; le dijimos que teníamos guardia y salimos a las 18:00. Ella se fue a prepararse con sus amigas, le retiré y nos fuimos a las 00:00 a la discoteca”, relató.

Brindaron y le dieron de tomar bebidas alcohólicas como cerveza.

“Estaba muy ansiosa y el whisky con energizante acelera el corazón y para mí que eso puede ser (lo que supuestamente la mató). Me di cuenta de que estaba un poco borracha y le dije para irnos y ella no quería”, relató Ortiz.

“Le dije a sus amigas para que le quiten (fuera de la disco) porque conmigo no quería salir. Después al salir, ella se desvaneció y se cayó. Yo pensé que estaba borracha nomás, pero convulsionó al alzarle al vehículo”, continuó.

Micael la llevó a su casa, porque no quería que su mamá se enterara de nada y de ahí la llevaron al hospital. “Me pidieron suero (tuvo que comprar) y, cuando se le fue el primer suero, ella se despertó y me habló, luego convulsionó otra vez”, apuntó.

La hora de muerte fue a las 9:17 del domingo y a las 10:00 el cuerpo fue llevado a la funeraria donde le pusieron formol, por esa razón ni siquiera se le pudo hacer una autopsia.

“El médico forense me informa que ya no se le puede realizar la prueba para determinar rastros de sustancias o de alcohol ya que la misma ya se encuentra formolizada por lo que ya es imposible realizar ese estudio”, manifestó a EXTRA la fiscala del caso, Thais García.

En el informe médico que le entregaron menciona que a la chica le dieron de tomar caña, según testigos.

Zulma Gutiérrez, mamá de Luana, dijo a EXTRA que a su hija le pusieron oxígeno, cosa que la estabilizó, pero supuestamente le sacaron para darle a un accidentado.

“Creo que tampoco se le hizo un lavado de estómago, porque nosotros pedimos”, apuntó.

Luana y Micael tiene una beba juntos, que precisamente cumple dos años hoy. Zulma, la abuela contó que la niña dice “mami, mami”, como buscando a su mamá.