Actualidad

Drogaron a adolescentes y las abandonaron en hospital

Cuatro menores rescatadas tras festejos de la juventud. Fueron inspeccionadas y no tenían rastros de abuso.

En shock, semidesnudas y desorientadas, dos adolescentes llegaron hasta los hospitales de Altos y Atyrá, tras un festejo por el día de la juventud.

El hecho empezó como un rumor en las redes sociales, donde aseguraban que las amigas de 16 y 17 años presentaban rastros de abuso y violencia física.

Según los datos, las menores fueron trasladadas a bordo de un coche por dos hombres, quienes las dejaron abandonadas.

“Tuve conocimiento a través del Ministerio de la Niñez. No recibí comunicación de los hospitales donde fueron atendidas”, comentó la defensora Daisy Larán. Dijo que el caso fue comunicado por la comisaría de Altos al fiscal Gedeón Escobar.

“Yo le solicité a él que se les haga la inspección, pero no tienen rastros de abuso”, refirió.

Larán mencionó que ambas menores de edad afirmaron haber ido el domingo pasado a un paseo con un amigo, quien les llevó al encuentro con otros tres muchachos.

“Ellas no recuerdan qué les sucedió, pero sí que se sintieron muy mal. Se desmayaron y convulsionaron. Luego, los muchachos les llevaron a los hospitales”, detalló.

Añadió que, pese a no haber existido abuso sexual, se indagará quiénes son los cuatro hombres, considerando que ambas refieren haber sido drogadas.

“En el hospital se les hizo los análisis de orina para saber qué fue lo que consumieron”, señaló la abogada.

Larán dijo que recibirán contención psicológica.

Otras dos en Pedro Juan Caballero

Un caso similar se registró en Pedro Juan Caballero, donde dos adolescentes brasileñas de 14 años desaparecieron el sábado último y finalmente aparecieron ayer pasado el mediodía.

Ambas fueron encontradas en un asentamiento de donde fueron rescatadas y devueltas a sus hogares.

En el hecho intervinieron el fiscal Luis Torres y la defensora de la Niñez, Leidy Cabañas. El hecho es investigado.

Abusaba de su prima

Cansada de su infierno, una menor reveló a su mamá lo que ocurría.

Tras años de abusos por parte de su primo, una adolescente de 16 años decidió contarle a su mamá el infierno que vivía en su propia casa.

La menor de 16 años, reveló a su madre que mientras ella iba a sus guardias como enfermera, su pariente C. R. W., de 23 años, la sometía sexualmente.

La mujer denunció el hecho en la comisaría de Santa Rosa del Aguaray, San Pedro.

El comisario Serafín Marecos dijo a EXTRA que el sindicado permanece prófugo.

Dejá tu comentario