Extra

Actualidad

Doña acusó a su marido de "envenenar" su caldo de gallo

La mujer le pilló y se salvó: aseguró que le echó un jarabe a la olla.

Ana Mirtha Mendoza (32) desde tempranas horas del viernes se dispuso a carnear su gallito para preparar un delicioso caldo para la cena. Mientras duraba la cocción fue un rato a buscar a su hijo por el vecindario, pero cuando volvió se encontró con que su sopa tenía un aspecto desagradable y pronto pilló que su pareja intentó “envenenar su comida”.

“Mi marido estaba medio borracho ya luego. Vino con cara larga después de su trabajo, yo no sabía lo que estaba pasando. Dejé mi comida en el fuego y fui a traerle a mi hijo de la cancha. Él aprovechó que yo no estaba para derramar algo raro en mi olla. Estaba totalmente descompuesta, no se unía”, relató la mujer.

La doña empezó a sospechar de su esposo Reinaldo Zárate (60), quien en ese momento ya no estaba en la casa, por lo que se rebuscó con su hijo y dieron con la prueba. “Queríamos saber qué fue lo que le echó a la comida. Después encontramos en un rincón de la casa el jarabe de mi hijo, ese multivitamínico le echó todito. Por suerte pillé a tiempo y no comimos, o si no nos íbamos a fundir todos”, contó Mendoza.

Según el testimonio de Ana, a lo largo de sus 13 años de covivencia con el hombre en su casita de Capiibary, San Pedro, su esposo siempre fue muy celoso y sospechaba de que ella le era infiel. Además, dijo que cuando se pone a tomar bebidas alcohólicas ya comienza a hacer su macanada. “Cada vez que toma ha’e omboró chendive. Nunca me pegó porque me quitaba de él, ha’engo la icelosoiterei. Ahora están haciendo un camino cerca de casa, hay mucha gente y él me acusa de que estoy con uno de ellos. No sabemos cuál era su idea, si es que quería matarnos a todos. Él cuando está borracho ya no es de confianza”, aseguró la señora.

Con su olla .jpeg

No quiso hacer la denuncia

Ana tuvo que hacer tortilla con lechuga esa vez para cenar con sus dos hijos. Ella no quiso hacer la denuncia policial contra el padre de sus hijos, prefirió contar lo que le ocurrió al periodista local Bruno Benítez para que los vecinos se enteren del problema familiar y así tener testigos si es que vuelve a atentar contra ella. Dijo que no tuvo aún la oportunidad de hablar con su pareja para reclamarle por lo que hizo.

Dejá tu comentario