13 jun. 2024

Defendió a su yerno y le mataron a balazos

En medio del cumpleaños de su hija. Extraños quisieron sacar al joven de la farra a la fuerza.

MASTER-010materialAok~465019_53316449.jpg

Este vehículo el señor le regaló a su hija.

Gentileza

La alegría y diversión en un cumpleaños acabaron en tragedia porque el papá de la agasajada fue asesinado a balazos al intentar defender a su yerno, de unos hombres armados que llegaron a la casa e intentaron sacar a la fuerza al joven.

La policía, en la tarde de ayer, ya prácticamente identificó a los tres hombres que asesinaron de tres balazos a Mario Alcides Riquelme Ocampos (46) en la madrugada de ayer, en su vivienda ubicada en una calle sin nombre casi Beato Roque González, del barrio San Jorge de Capiatá.

El óga jára recibió dos tiros en el brazo izquierdo y uno en el pecho, al intentar defender a su yerno Adilson Manuel Villalba (26), quien posee antecedentes por robo agravado y tenencia de drogas. El muchacho salió de la cárcel hace poco.

De acuerdo a los datos, don Riquelme y su señora organizaron una fiesta para celebrar el cumpleaños número 20 de su hija.

El señor además le regaló un auto con moño y todo a su querida hija, que fue estacionado en el patio de la casa. En la farra estaban familiares, amigos, el novio de la cumpleañera.

Cerca de las 0.30 de la mañana llegaron tres en motocicleta.

Dos de ellos bajaron y se dirigieron a Adilson Manuel.

QUISIERON SACAR

Los extraños agarraron del cuello e intentaron llevarlo afuera a Adilson, según las averiguaciones hechas por el comisario Hugo Grance, jefe de Investigaciones.

Don Riquelme, al ver lo que pasaba agarró una silla y golpeó al extraño a quien se le cayó su pistola 9 mm.

Don Riquelme agarró el arma y disparó para ahuyentar a los delincuentes.

Sin embargo, él que había quedado a fuera entró y lo hirió mortalmente al señor. Fue llevado de urgencias al Hospital de Capiatá, pero falleció.

Para Grance, objetivo no era don Riquelme, sino su yerno. Añadió que el joven está libre. “Dieron su versión algunos testigos que aportaron datos y por eso ya casi identificamos en un 100 % a los autores”, confirmó el jefe policial.

Una de las hipótesis es un posible problema por microtráfico y es cuestión de tiempo que los tipos caigan, añadió.